Guerra de Ucrania – Día 35

Las últimas 24 horas han visto cómo poco a poco la retirada rusa de los alrededores de Kiev comienza a hacerse realidad. Un proceso que llevará todavía días y que venía acompañado de un intenso fuego artillero, así como con una importante cobertura aérea, con la intención de ofrecer seguridad a las tropas rusas de forma que puedan proceder ordenadamente. Mientras logran no solo reponer pérdidas y reorganizar sus fuerzas, sino también mover sus unidades hacia las nuevas direcciones de ataque, continúan logrando pequeños pero consistentes avances en el sureste de Ucrania y se preparan para asegurar el control de un corredor terrestre a Crimea, como veremos.

Múltiples informes ucranianos y occidentales indican que algunas fuerzas rusas se están retirando del eje de Kiev. Sin embargo, no parece ser una retirada completa, en el sentido de abandonar totalmente este frente, sino que más bien parecen estar asegurando algunas zonas a retaguardia del actual frente con unidades frescas, especialmente al NO de la capital, mientras permiten que las unidades más castigadas vuelvan a Bielorrusia. Al NE de la capital, en la zona de Chernígov, estarían llevando a cabo una operación del mismo corte. Por último, del largo eje que iba desde Kursk y Sumy hacia Brovary, seguramente se detraigan fuerzas para emplearlas en un eje Járkov-Izyum-Sloviansk-Kramatorsk.

Paramédicos tratan de salvar la vida a un checheno herido en Mariúpol.

Es posible que la retirada completa de Kiev y especialmente de Chernígov, no se complete en mucho tiempo y eso suponiendo que no se retomen las operaciones ofensivas en el futuro si incluso imponiéndose en la JFO las negociaciones no van tal y como Rusia quiera. En previsión de ello, los rusos siguen trasladando material hacia Gómel. Hoy mismo se ha avistado, sin ir más lejos, un tren con un buen número de blindados BMD-4M en la estación de esta ciudad bielorrusa y varios convoyes por carretera, incluyendo uno con misiles balísticos «Tochka-U». Pero es que, además, una retirada completa de Kiev y Chernígov tampoco tendría lógica en estos momentos. Si Rusia no pudiese amenazar estas ciudades, Ucrania se vería completamente libre para redesplegar efectivos en refuerzo de la JFO, con lo que aun reduciendo el número de unidades en estas zonas, ha de mantener un mínimo para fijar a las unidades ucranianas en la defensa de ambas plazas.

De la forma en que Rusia logre reubicar las fuerzas y reforzar las unidades dependerá el éxito de los futuros ataques en dirección sur, para envolver las tropas ucranianas que forman la JFO, tal y como comentamos ayer. Del mismo modo, desde el sur, habrá que ver hasta qué punto la toma de Mariúpol permite liberar una cantidad significativa de fuerzas, pues la resistencia ucraniana se está extendiendo más allá de lo que creíamos posible y sin duda esto estará teniendo su coste para Rusia en hombres y material.

Mapa de situación a día 29 de marzo. Autor – @COUPSURE.

Una de las grandes dudas, en relación con este frente, es la situación de Jersón. Esta ciudad, controlada por las tropas rusas, vive en sus alrededores una guerra casi de guerrillas, lo que ha llevado a los rusos a afianzarse en ella, estableciéndose entre otros puntos en el aeródromo de Chaplinka. Sin embargo, por su situación, parece poco probable que intenten mantenerla en su poder a toda costa y parece más factible que tarde o temprano renuncien a ella y se retiren al sur del río Dniéper. Precisamente hoy hemos visto una fotografía de una barcaza rusa en uno de los pilares del vital puente de Antonovsky, lo que indica que podrían estar colocando explosivos por si en el futuro fuese necesario realizar una voladura.

Sería una decisión lógica. Ucrania no tiene medios suficientes como para cruzar el río por esta zona y, en cualquier caso, intentarlo sin cobertura aérea sería una locura, ya que estarían al alcance de la aviación y la artillería rusas en todo momento. De esta forma, sin ninguna amenaza ucraniana procedente de la óblast de Mikoláiv y Dnipropetrovsk, así como tampoco de la parte al norte del Dniéper de la óblast de Jersón, Rusia estaría completamente libre para trasladar todas las fuerzas que mantiene en la zona -incluyendo las que han intentado avanzar hacia Krivói Rog-, contra la JFO desde el sur.

Militares rusos bajo uno de los pilares del puente de Jersón.

Para finalizar con la parte militar y como cada día, compartimos las novedades más importantes por frentes, estando la situación como sigue:

  • Norte: Pese a haber abandonado Irpin y Bucha, las tropas rusas siguen combatiendo ligeramente más al norte, en Gostómel e Ivankiv, desde donde la artillería rusa bate a las tropas ucranianas. En Chernígov los rusos se estarían preparando para defenderse aprovechando el curso del río Snov que se une con el Devna unos kilómetros al este de la ciudad. Para ello habrían destruido varios puentes, lo que dificultaría posibles contraataques ucranianos.
  • Noreste: Ganancias territoriales ucranianas en los alrededores de Sumy. Los bombardeos han continuado sobre esta ciudad y sobre Járkov.
  • Este: Los combates en el poblado de Verkhn’otorets’ke en Donetsk se han saldado con varios soldados ucranianos muertos, aunque su control permanece disputado. A lo largo de la mañana se han producido ataques aéreos, así como de artillería rusos en Maryinka, Novomykhailivka, Avdiyivka y Krasnohorivka. El barrio de Tekstilshchik, en Donetsk, ha sufrido el impacto de un proyectil de artillería o de un misil ucraniano, quedando destrozado un edificio de viviendas. Terny, al noroeste de Kramartorsk ha sido ocupado por los milicianos prorrusos. Rusia habría movido unidades del20º Ejército de Armas Combinadas, así como del 1º Ejército de Tanques de la Guardia de cara a tomar Sloviansk.
  • Sur: Las luchas continúan en Mariúpol, sin que se hayan detectado avances de consideración. Inclusos medios prorrusos no dan por consolidada la zona en torno a la estación. No obstante, su caída sigue creyéndose inminente. Con más problemas de los esperados, las tropas de Donetsk han llegado ya a las afueras de Velika Novosilka, al norte de Mariúpol. Es previsible que su toma se demore durante días, en vista del gran número y complejidad de las trincheras que protegen esta localidad. Se cree que Rusia habría trasladado a voluntarios osetios para el asalto a esta población.
  • Resto del país: Rusia ha lanzado ataques sobre varias instalaciones militares y depósitos de combustible en Khmelnytskyy, al oeste de Ucrania.

Contexto internacional, diplomacia y sanciones

Hoy nuevamente lo más relevante era el resultado de la segunda jornada de negociaciones entre las delegaciones ucraniana y rusa en Turquía.

Según el jefe de la delegación rusa, el asesor presidencial Vladímir Medinsky, y el Portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, no hay nada “prometedor” tras las negociaciones. No obstante, Medinsky ayer las calificó como “constructivas”. Asimismo hace hincapié en que Moscú ha dado dos pasos en la desescalada:

  1. Celebrar una reunión entre los Presidentes de ambos países y en paralelo llevarse a cabo de la firma de un tratado de paz por partes de los Ministros de Exteriores y;
  2. Reducción de las actividades de las tropas rusas hacia Kiev y Chernígov.

En relación con Crimea, ya publicamos que la cuestión se debería resolver por los dos Presidentes y en un plazo de 15 años sin emplear fuerzas armadas y militares; únicamente medios diplomáticos. Esto mismo se aplicaría para el caso de Sebastopol. No obstante, hoy el Presidente de Osetia del Sur, Anatoly Bibilov, ha comunicado lo siguiente:

“Creo que la unificación con Rusia es nuestro objetivo estratégico. Este es nuestro camino y una aspiración de nuestro pueblo. Debemos avanzar por este camino. Los pasos legales correspondientes se realizarán en un futuro próximo. La República de Osetia del Sur se convertirá en parte de su patria histórica, Rusia».

Esta decisión, además, la justifica haciendo alusión a la “defensa de los intereses en contra del nazismo y del respeto de los valores humanitarios universales y los derechos y normas fundamentales compartidos por toda la comunidad internacional”.

Por su parte, el asesor de la Presidencia de Ucrania, Mikhailo Podolyak, ha comunicado a modo de resumen de las negociaciones que las garantías legales proporcionan un nuevo “contorno de seguridad para Ucrania”, confirma que Crimea vuelve a la agenda de las negociaciones y también anuncia que comienza la revisión de los principios de seguridad global y el papel de las instituciones.

A raíz del resultado de la primera jornada, el Jefe de la Oficina del Presidente de Ucrania Andriy Yermak, afirmaba que “el nuevo tratado multilateral debería hacer imposible cualquier agresión contra Ucrania y convertirse en un elemento clave del nuevo sistema de seguridad internacional.”

Según el representante ucraniano, se están realizando los trabajos pertinentes para lograrlo junto a Estados Unidos, Gran Bretaña, China, Canadá, Francia, Alemania, Turquía, Italia, Polonia e Israel. Sin embargo, estos dos últimos no habían sido designados públicamente como garantes de la seguridad ucraniana en un futuro acuerdo.

Así, ayer varios de los garantes de la seguridad designados por Ucrania habrían mantenido también conversaciones para la posible articulación del acuerdo y seguir apoyando a Ucrania. En particular, las conversaciones están siendo entre el Presidente de Estados Unidos Joe Biden, el Presidente de Francia Emmanuel Macron, el Canciller alemán Olaf Scholz, el Primer Ministro de Italia Mario Draghi y el Primer Ministro británico Boris Johnson.

A cambio de la obtención de las garantías de seguridad, por el momento se espera que Ucrania renuncie a entrar en la OTAN y se erija como país neutral, si bien podría acceder a la Unión Europea. No obstante, esta será una cuestión a la que habrá que prestarle atención una vez logren un acuerdo, ya que lo más previsible y en sintonía con lo anterior, es que a Ucrania se le exija que no se le aplique el artículo 42.7 del Tratado de la Unión Europea que contempla la asistencia mutua entre los socios.

Puede destacarse además que, tras la intervención del Presidente Zelenski ante el Parlamento y Gobierno danés, la Primera Ministra Mette Frederiksen anunció que están listos para enviar un batallón de 800 soldados a los países bálticos. En particular, Dinamarca ya ha desplegado desde que se inició la invasión rusa en torno a 200 efectivos militares, así como aviones de combate en Estonia y Lituania, así como enviado una fragata al este del mar Báltico. Además, Dinamarca habría enviado en torno a 2.700 ATGM y 300 misiles MANPADs Stinger, chalecos antibalas, botiquines de primeros auxilios, un hospital móviles y 50 millones de coronas danesas en ayuda humanitaria.

Del mismo modo, en relación con los países nórdicos debe destacarse que para finales de mayo se espera una decisión formal por parte del Parlamento finlandés en la que se solicite su adhesión a la OTAN.

Por otro lado, el Ministro de Exteriores ucraniano, Dmytro Kuleba, ha pedido a todos los países que criminalicen el uso de la “Z” como una forma de apoyar públicamente la agresión a su país afirmando que ese símbolo significa “crímenes de guerra rusos, ciudades bombardeadas y miles de ucranianos asesinados”.

Igualmente, Kuleba ha hablado con el Alto Representante Josep Borrell sobre la evolución del conflicto y este ha trasladado nuevamente el apoyo de la UE a Ucrania y su población, afirmando que mantendrán la presión para hacer que Rusia detenga su agresión armada.

Por otro lado, puede destacarse que el portavoz de la Duma, Vyacheslav Volodin, ha sugerido hoy ampliar la lista de productos exportados que deben ser pagados en rublos, incluyendo los cereales, petróleo, carbón, metales y madera. Así, afirma:

«Los países europeos tienen todas las oportunidades de mercado para pagar en rublos. No hay tragedia en ello. La situación es mucho más terrible cuando hay dinero pero no hay bienes. (…) Ellos hicieron todo lo posible para socavar la confianza en el dólar y el euro, por lo que Rusia rechazó los acuerdos mutuos en estas monedas”.

No obstante, el Presidente Putin le ha comunicado al Canciller Scholz que gas ruso se puede seguir pagando en euros por los Estados europeos. Según ha comunicado el representante del Gobierno alemán, Steffen Hebestreit, la iniciativa habría partido del Presidente ruso y se trataría para aquellos pagos que se realicen a partir del próximo 1 de abril. Esto choca con la decisión del líder ruso de hace unos días acerca de que los países “no amistosos” del Kremlin debían pagar en rublos, pero en esta conversación de hoy habría expresado que “para los socios de contrato europeos no cambiará nada”. El Canciller por su parte, según informan, ha solicitado la información detallada por escrito.

Asimismo, en una comisión del Gobierno ruso sobre “mejorar la estabilidad de la economía rusa bajo sanciones” han tomado la decisión de “legalizar” las “importaciones paralelas” o también llamados “productos grises” (gray products). Es decir, la venta de bienes sin el permiso de los titulares de los derechos de autor como, por ejemplo, de películas, música, software e “inventos”.

En cuanto a las sanciones de la Unión Europea a Rusia, resulta interesante destacar que pese a la unidad con la que han actuado los 27, la contundencia y la rapidez, todavía están ejecutándose y el grado de intensidad de las mismas se situaría entre 7 u 8 sobre 10.  

En este sentido, también hemos venido comentando que dentro del club hay distintas posiciones en cuanto a la adopción de nuevas medidas y/o la contundencia de las mismas. Así, por ejemplo, Polonia ha anunciado que impondrá un embargo total a las exportaciones de carbón ruso por razones de seguridad nacional. Una medida que ya su Primer Ministro Mateusz Morawiecki tras el pasado Consejo Europeo comunicó que estaba a punto de adoptarse. Contrariamente, la Unión Europea en bloque ha descartado por el momento esta posibilidad.

No obstante, el portavoz del Gobierno polaco, Piotr Müller, admite que para ello deben contar con una aprobación de la Comisión Europea debido a la distorsión que puede suponer al funcionamiento del mercado interior – y pese a que temen que la cuestión acabe ante el Tribunal de Justicia de la UE- han decidido actuar de manera independiente.

También el alcalde de Kiev, Vitali Klitschko, ha pedido a la UE que imponga un embargo total en a las relaciones comerciales con Rusia justificándolo en que cada “euro enviado a Rusia lleva la sangre del pueblo ucraniano”. Así, critica las “dos caras” de la UE, ya que de un lado impone sanciones contundentes, pero, de otro, continúa comerciando.

Otra de las peticiones ha sido la del Presidente Zelenski en su intervención ante el Parlamento de Noruega. Concretamente, ha solicitado a los países europeos que cierren sus puertos a los barcos rusos. Esta era otra de las medidas restrictivas que ya comentamos que aún los Estados miembros no estaban dispuestos a tomar a diferencia del Reino Unido.

Por otro lado, continúan las “batallas” internas dentro de la UE. En este caso, Donald Tusk, ex Presidente del Consejo Europeo y actual Presidente del Partido Popular Europeo, ha anunciado que Polonia, Eslovaquia y la República Checa se han negado a participar en una reunión del Grupo de Visegrado en Budapest como signo de protesta contra la política “pro-Putin” de Viktor Orban. Se trataría, además, de aislar al líder húngaro a cuatros días de las elecciones parlamentarias en el país.

En otro orden de cosas, la situación humanitaria sigue empeorando de modo que según la Agencias de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) ya serían 4 millones de personas las que han huido de Ucrania y 6,5 millones se han desplazado internamente. Quizá el dato más alarmante es que 13 millones de personas continuas en zonas bloqueadas o no pueden abandonar el país.

En relación con lo anterior, el viernes pasado tras el Consejo Europeo Emmanuel Macron anunció como ya hemos venido comentando una misión humanitaria en Mariupol junto con Grecia y Turquía. Sin embargo, en una conversación que el líder francés ha mantenido con el Presidente Putin éste le habría comunicado que “no se dan las condiciones” para llevar a cabo tal operación.

Hasta el día de ayer, la Oficina de Naciones Unidas para los Derechos Humanos habría anotado en su registro más de 3.000 bajas civiles: 1.189 personas habrían perdido la vida, 1.901 habrían resultado heridas.

Para hoy 30 de marzo la Viceprimera Ministra de Ucrania, Iryna Vereshchuk también ha confirmado que han acordado 3 corredores humanitarios en la región de Zaporizhia para la evacuación de los residentes de Mariupol a Berdyansk, así como para la ruta desde Melitopol a Enerhodar.

Además, ha sido Vereshchuk quien ha trasladado la exigencia al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para que tome medidas inmediatas para desmilitarización la zona de exclusión de Chernobyl y establecer allí una misión especial de la Organización. Todo ello con el objetivo de eliminar cualquier posibilidad de que se repita un desastre nuclear.

Continúa la campaña Stand Up For Ukraine a través de lo que han denominado “Social Media Rally” y que finalizará con un evento a nivel global que ya habíamos anticipado en reportes anteriores. En este sentido, la Presidenta de la Comisión, Ursula Von der Leyen, ha anunciado también el lanzamiento de una plataforma para poder canalizar las donaciones del sector privado a Ucrania, Moldavia y los Estados vecinos de la UE. El objetivo será poder ayudarles para que suministren las necesidades básicas a los desplazados internos y refugiados ucranianos.

En relación con otras donaciones, y al igual que hemos hecho en reportes anteriores, podrían destacarse los 100 millones de dólares que ha recaudado Fortnite para colaborar directamente con el Programa Mundial de Alimentos, la Agencias de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), Direct Relief y World Central Kitchen.

Por último, y a modo “anecdótico”, hoy se ha destacado que las distintas agencias siguen colaborando en Estación Espacial Internacional, ya que hoy ha vuelto a la Tierra en una nave Soyuz rusa dos astronautas rusos y uno estadounidense.

Be the first to comment

Leave a Reply