Guerra de Ucrania – Día 33

La jornada de hoy viene marcada por lo que parece la definitiva caída de Mariúpol. Es posible que en los próximos días se produzcan combates aislados en el centro de esta urbe, pero incluso su alcalde reconoce que la ciudad estaría en manos rusas en su mayor parte. Al norte, las fuerzas rusas siguen combatiendo en los alrededores de Kiev. Mantienen una postura defensiva, pero las escaramuzas son continuas, lo que no invita a pensar que haya una retirada a la vista, sino que refuerza la tesis de que estamos ante una pausa logística previa a una reanudación de la ofensiva. Es más, se cree que el Coronel General Alexander Chayko, comandante del Distrito Militar Oriental ruso se habría trasladado a la zona para dirigir en persona la reorganización rusa en el frente norte y los futuros esfuerzos en torno a Kiev. De hecho, los convoyes militares rusos siguen llegando al sur de Bielorrusia y han sido avistados nuevos movimientos de material y vehículos en dirección a Gómel y Rechytsa, lo que adelanta una futura ofensiva.

En relación con esto, toca aclarar algo que nos han preguntado en varias ocasiones en estos días y que parece no haberse entendido bien. Las tropas rusas, salvo en el frente este y al sur (y no en todo el sur, ahí vemos lo que sucede en Jersón/Nikolayev), han pasado efectivamente a estar en términos generales, a la defensiva. Esto no quiere decir que no puedan lanzar, por distintas razones, ataques y contraataques. De hecho, siguen por ejemplo bombardeando ciudades, es decir, atacando con la intención de traducir esta destrucción en réditos políticos. Con todo, lo que estamos viendo es como, una vez agotadas las posibilidades de avanzar de las fuerzas movilizadas inicialmente y alcanzado un punto a partir del cual los avances son imposibles y la sobreextensión de líneas un serio peligro, los rusos están tomando medidas para defender las zonas bajo su control de los previsibles contraataques ucranianos incluso cavando trincheras en algunas zonas o aprovechando las que los ucranianos habían construido en otras.

Combates en Mariúpol.

Pero nada de esto quita para que en los niveles inferiores no puedan realizarse acciones ofensivas. Siempre hay razones para ello, desde eliminar una posición enemiga que supone una amenaza o cuya destrucción puede suponer una ventaja para la defensa de los territorios ocupados a tomar una posición importante o cualquier otro motivo. Es decir, que se puede estar perfectamente a la defensiva a nivel estratégico y operacional y actuar de forma ofensiva en el táctico y viceversa. Es más, aunque hasta el estancamiento que hemos venido relatando en días pasados, los rusos estaban estratégica y operacionalmente a la ofensiva, hemos visto en demasiadas ocasiones es que, sorprendidos por los ucranianos, a nivel táctico luchaban en demasiadas ocasiones a la defensiva y en inferioridad.

Un carro de combate T-72B recibe el impacto de un RPG posiblemente en Mariúpol.

La cuestión en realidad es incluso más complicada, pues aunque usualmente se acepta que los niveles de la estrategia son tres, en realidad habría alguno más, como explica por ejemplo Luttwak en «Para bellum: La estrategia de la paz y de la guerra». Las relaciones entre ellos, además, con complicadas, lo mismo que en algunos casos fijar los límites de uno y otro nivel, temas sobre los que en España ha escrito recientemente el Teniente Coronel Pedro Valdés Guía («La dirección de la guerra: conducción operacional y gobierno político de las operaciones militares»). Además, si aceptamos que el campo de batalla es multidominio, es perfectamente posible mantenerse -sin salir de un mismo nivel- a la ofensiva en un dominio y a la defensiva en otro. Con esto no queremos liar al lector, sino señalar algo evidente y es que por más que Rusia sea incapaz ahora mismo de penetrar más en territorio ucraniano (salvo en el sur y en el este) y por eso haya pasado momentáneamente a mantenerse a la defensiva, los combates seguirán y no siempre por iniciativa ucraniana. De ahí que sigamos viendo combates en Irpin o Bucha, o en los alrededores de Jersón, de Járkov, Sumy, etc.

Combates en Mariúpol.

En el caso ucraniano viene a ocurrir lo mismo. Como país agredido, su postura estratégica y operacional ha sido, desde el primer momento, defensiva. Sin embargo, han sido muy agresivos en la defensa, hostigando constantemente a las tropas rusas, negando espacios, llevando a cabo contraataques e incluso empleando armas de nivel de teatro, como los misiles «Tochka-U». Puede, incluso, que llegados a cierto punto, si Rusia no logra reponer sus pérdidas y decide que no le compensa retomar la ofensiva, sea Ucrania la que pase a la ofensiva, aunque todavía no estamos en ese punto.

El punto en el que estamos ahora sigue siendo en el de una guerra estática en la que los únicos avances de cierta consideración se producen al sur y al este y lo que domina es la imposición de costes y la guerra urbana, tema sobre el que hoy hemos publicado un artículo específico. Una guerra pendiente de unas negociaciones que se antojan complicadas, aunque parezca haber avances en algunas cuestiones.

Mapas de situación en Ucrania.

Por lo demás, aunque en un orden de cosas muy distinto, han aparecido dos minas a la deriva en las últimas 24 horas flotando en el Mar Negro. La última de ellas ha sido detonada por las Fuerzas Navales de Rumanía. Es muy posible que se trate de minas dispersadas en su día por los ucranianos para la defensa de Odessa, aunque el origen no está claro todavía. Lo que sí está claro es que cuando la guerra termine será necesario un importante esfuerzo para limpiar la zona. Esfuerzo que se unirá al necesario para limpiar de minas y proyectiles de todo tipo buena parte de la geografía ucraniana.

Por frentes, las novedades en las últimas horas han sido las siguientes:

  • Norte: Por la mañana los combates el oeste de la capital han provocado el corte del suministro eléctrico tras resultar dañadas dos líneas de alta tensión que abastecen a esa parte de la ciudad. No se han abierto corredores humanitarios, según el gobierno ucraniano por el riesgo de que fuesen atacados por las tropas rusas. En Sofiivska Borschahivka, ciudad dormitorio al ESE de la capital, se han registrado ataques con artillería por parte rusa. En Chernígov han seguido los bombardeos. Las imágenes satelitales del 23 de marzo muestran algo que comentamos días atrás: la única ruta para salir de la ciudad sitiada de Chernihiv, el puente que cruza el río Desna, ha sido destruido, quedando aislada esta urbe, pese a que no esté totalmente cercada por las tropas rusas. Bombardeos en Bucha.
  • Noreste: La ciudad de Járkov habría recibido en las últimas horas 59 ataques con obuses y morteros y el lanzamiento de hasta 180 cohetes, incluyendo el uso de submuniciones. Han aparecido imágenes de militares ucranianos en la localidad de Mala Rohan, al este de Járkov, localidad que ayer varias fuentes afirmaban que había sido reconquistada junto a Vilkhivka, algo que ahora se confirma gráficamente.
  • Sur: 160.000 civiles permanecen en Mariúpol. El alcalde pide una evacuación completa y afirma que la ciudad está, casi por completo, en manos rusas. Todo mientras Francia insiste en que debe implementarse una misión humanitaria que no puede, según Macron, dejarse bajo responsabilidad de Rusia, algo que se antoja complicado. Sea como fuere, a lo largo del día se ha constatado que las tropas rusas y sus aliados se han hecho con el control de partes céntricas de la ciudad, mostrando imágenes del Teatro de Arte Dramático y de una base del regimiento «Azov», ahora en su poder. Siguen avanzando en las regiones al norte de la ciudad y consolidando posiciones de cara a un futuro ataque sobre Zaporiyia/Dnipró, tanto desde Mariúpol, como desde el este ucraniano y desde Jersón. En los alrededores de esta última urbe parece que se está comenzando a librar una guerra de guerrillas contra los rusos, aunque por el momento el control del núcleo urbano no parece en peligro.
Mina a la deriva posteriormente destruida por la Marina rumana. Fuente – Fuerzas Navales de Rumanía.

Contexto internacional, diplomacia y sanciones

Mañana comenzarán la nueva ronda de negociaciones en persona entre las delegaciones ucraniana y rusa nuevamente en Turquía.

El Presidente Zelenski estaría dispuesto a debatir la neutralidad de Ucrania en este nuevo encuentro si bien en su entrevista a medianoche para los medios rusos dejó claro que la “desnazificación” y la desmilitarización de Ucrania “no se discuten en absoluto”. Así, admitió que no se sentarían a la mesa de negociaciones si hablan de estas cuestiones, ya que para él “son completamente incomprensibles”. Mac Seldon ha publicado un tuit al respecto sobre el tema, afirmando que los rusos ya no exigirían una «desnazificación», pero que otros temas como el estatus del idioma ruso o la desmilitarización no son negociables.

Destaca además que lo más importante para Ucrania sigue siendo la discusión de garantías de seguridad, neutralidad y la situación respecto de las armas nucleares. Insiste además que e necesario una reunión cara a cara con Vladímir Putin y que los acuerdos se reflejarán posteriormente en ratificaciones parlamentarias, referéndum y después en enmiendas a la Constitución ucraniana. Otro de los temas será la protección del idioma ruso en el territorio de Ucrania.

Por su parte, el Ministro de Exteriores ruso Sergei Lavrov ha afirmado ante medos serbios que “sea como sea, veo que existen oportunidades para un acuerdo, ya que nuestros socios occidentales comienzan a comprender los graves errores cometidos durante muchos años, aunque quizá, por razones comprensibles, no lo digan en voz alta”.

Hoy también hemos tenido noticia a través de The Wall Street Journal y posteriormente a través de Bellingcat de que tres miembros que estuvieron presentes en las negociaciones los días 3 y 4 de marzo experimentaron síntomas relacionados con el envenenamiento con armas químicas. Así, una de las víctimas habría sido Roman Abramovich.

El Presidente Zelenski ha hablado con el Canciller Scholz sobre el curso de las negociaciones y ha agradecido la ayuda alemana que les han suministrado. El líder ucraniano insiste además en la necesidad de endurecer las sanciones. Asimismo, habría abordado estas cuestiones con el Primer Ministro Draghi con quien afirma tener un diálogo continuo. En particular, le agradece la disposición de Italia para sumarse a la creación de un sistema de garantáis de seguridad para Ucrania.

También ha anunciado en sus redes sociales que está en continuo contacto con el Primer Ministro Johnson con quien además de comentar el proceso de negociación y la situación humanitaria “crítica” en las ciudades bloqueadas, hablaron también sobre el endurecimiento de las sanciones junto con la cooperación entre Ucrania y Reino Unido en defensa.

Igualmente, ha mantenido conversación con el Presidente de Azerbaiján, İlham Əliyev, haciendo especial énfasis en la discusión mantenida sobre la necesidad urgente de establecer “corredores verdes”. También ha agradecido la ayuda humanitaria suministrada y la disposición para suministrar combustibles para la siembra.

Pese a que el Presidente Zelenski aun no haya intervenido ante el Congreso español – cuya Presidenta ya le remitió la invitación – y manifestase ante el Consejo Europeo que “encontrarían puntos en común”, hoy España recibirá a 85 huérfanos ucranianos. Según la Ministra de Defensa se trataría de un “vuelo emblemático”, ya que es el primer vuelo que realiza el nuevo A330 adquirido por el Ministerio el pasado noviembre. Se espera, además, que mañana parta hacia Ucrania el envío del RG-31 ambulancia.

Continuando con la ayuda que puede esperar el pueblo ucraniano, el Presidente estadounidense Joe Biden propone destinar al país otros 1.000 millones de dólares. De otro lado, ha propuesto destinar 6.900 millones a la OTAN.

En relación con la crisis humanitaria, el medio polaco Polsat News informa de que muchos refugiados, en su mayoría mujeres y niños, ven a Suecia como un país peligroso debido al crimen organizado y a los servicios sociales.

Naciones Unidas ya fija la cifra de refugiados en torno a 3,9 millones y su Oficina para los Derechos Humanos ha comunicado que la cifra de bajas civiles se eleva a 2.975. Mientras que 1.151 personas, incluyendo 103 niños, han fallecido, 1.824 personas, incluyendo 133 niños, habrían resultado heridos.

El alcalde de Mariupol, Vadim Boichenko, por su parte ha informado que, en torno a 5.000 habitantes, incluidos 210 niños, habrían perdido la vida debido al asedio de la ciudad. Además, en su declaración ha pedido la evacuación inmediata de 160.000 personas que están enfrentándose a la falta de suministros básicos en Mariupol.

En otro orden de cosas, Rusia ha declarado persona non grata a tres diplomáticos de la Embajada de Eslovaquia en Rusia en el plazo de 72 horas. Esta puede considerarse la respuesta de Rusia, ya que Eslovaquia expulsó a tres diplomáticos rusos el pasado día 14 de marzo.

De otro lado, debe destacarse que el diario ruso Novaya Gazeta, principal medio ruso independiente, ha suspendido su publicación. Informan de que han recibido otra advertencia por parte de Roskomnadzor (el Servicio Federal ruso de Supervisión de las Telecomunicaciones) y de ahí la suspensión del periódico tanto en papel como en las redes “hasta el final de la operación especial en el territorio de Ucrania”.

En relación con lo anterior puede destacarse que el día 11 de marzo se publicó la noticia acerca del hackeo de Roskomnadzor por el grupo Anonymus y la liberación de más 800 GB de información, lo que equivaldría más de 360.000 archivos.

Hoy, según informa Kiev Independiente el grupo NB65 habría hackeado la empresa estatal de radiodifusión y televisión rusa.

Por último, el Alto Representante Josep Borrell ha compartido en su perfil que la maestra ajedrecista rusa, María Emelianova, ha denunciado la invasión de Rusia y la desinformación en los medios rusos. En este sentido, la ajedrecista ha organizado una recaudación de fondos a través de Twitch que, por el momento, asciende a más 135.000 dólares.

Be the first to comment

Leave a Reply