Guerra de Ucrania – Día 29

Cumplido el primer mes de combates, la guerra está tomando un cariz cada vez más preocupante tanto en el plano militar como en el político y no sólo para Rusia, sino para todos. Al estancamiento en diversos frentes, se une el golpe sufrido hoy por la Armada Rusa en Berdyansk. Allí, puede que de forma fortuita o puede que a causa de un sabotaje o ataque ucraniano, un buque anfibio de la clase Alligator ha resultado hundido y otros dos de la clase Ropucha dañados. Este contratiempo previsiblemente ralentizará la progresión en el sur, justo el escenario en el que mejores perspectivas tenía hasta el momento y posiblemente haya eliminado cualquier posibilidad futura de un desembarco en Odessa. Todo ello unido a la dificultad de cubrir las bajas sufridas hasta la fecha sin movilizar a las reservas, a la masiva ayuda occidental a Ucrania tanto en armamento como en inteligencia y a los preocupantes relatos y señales tanto de la cúpula rusa, como de diversos gobiernos occidentales, obligan a pensar que a falta de avances en el terreno militar, la solución a la guerra vaya a pasar por una escalada.

Lo ocurrido hoy en el puerto de Berdyansk, en donde Rusia estaba desembarcando blindados y suministros desde hace días, será sin duda uno de los hitos a recordar de la guerra de Ucrania. A primera hora de la mañana nos sorprendían las primeras imágenes de una densa columna de humo. El característico mástil permitía identificarlo como un buque de la clase Alligator. No está del todo claro si se trata del «Orsk» o del «Saratov». El primero de ellos sí que había sido avistado días atrás en este puerto, pero hay noticias contradictorias y una vez descargadas sus bodegas puede que hubiese dejado paso a su gemelo.

Vídeo del incidente de Berdyansk grabado desde la parte oriental de la ciudad. Aunque permite apreciar parte de las explosiones, hay cortes que indican que ha sido manipulado para borrar ciertas partes.

Sea como fuere, las fotografías de primera hora de la mañana pronto dejaban paso a vídeos desde diferentes ángulos. En ninguno de ellos se aprecia claramente la razón por la que se origina el incendio. Hay quien sostiene que comienza en el propio puerto y que luego se extiende al buque y hay quien, por el contrario, cree que las llamas comienzan en las bodegas del buque y se extienden tras sucesivas explosiones una vez los depósitos de combustible -y seguramente la munición a bordo- son alcanzados. De hecho, en el vídeo que compartimos a continuación se observan numerosas explosiones consecutivas que, además, parecen ser la razón por la que el resto de buques se ven afectados.

El desastre podría haber sido mayor, pero hay que reconocer que las tripulaciones rusas han tenido reflejos suficientes como para sacar de puerto el resto de buques y, además, sin ayuda de pilotos o remolcadores, ya que estos habían dejado la dársena de Berdyansk a toda velocidad como se ve en el vídeo. En cualquier caso, pese a la rapidísima reacción, se observa humo en uno de los Ropucha, en la parte de la proa, mientras que en el segundo de ellos, las llamas son evidentes y abundantes. Desgraciadamente ya no hay más información disponible, pero salvo que los trozos de averías de los buques sean muy competentes, especialmente en el segundo de ellos los daños serán cuantiosos. Es muy posible que en horas haya más información, una vez lleguen a Sebastopol, que es su destino lógico.

Tampoco hay información sobre los daños en el propio puerto, en donde los depósitos de combustible que hay en la zona del incendio, las grúas y diversas instalaciones más podrían haberse visto muy afectadas, lo que también tendría consecuencias, dado el tiempo necesario para devolverlo todo al servicio.

Respecto de las causas, hay varias teorías:

  • Accidente: Es muy posible que municiones en mal estado, un accidente manipulando cargas o un incendio fortuito hayan provocado un primer incendio en el buque de la clase Alligator o quizá en el puerto. Una vez el fuego se ha extendido, habría alcanzado a otras municiones o los depósitos de combustible, descontrolándose por completo.
  • Buceadores: un ataque empleando buzos, con equipos de ciclo cerrado y cargas explosivas en un puerto que no está protegido parece factible. Estos harían la mayor parte del tránsito en algún pequeño buque, recorriendo únicamente el último trecho bajo la superficie. Hay que tener en cuenta que el puerto no está protegido con redes y que difícilmente los rusos habrán desplegado equipos automáticos de detección de buceadores. Lo único que no termina de cuadrar es la hora, pues el incendio ha comenzado siendo ya de día, algo que no parece lo más propicio.
  • Ataque aéreo: Se ha especulado con que el ataque se haya podido lanzar utilizando drones TB-2 posiblemente empleando relés para ir más allá de su radio de acción original (unos 150 kilómetros). No obstante, no hay datos concluyentes. Podría deducirse de este vídeo que sí que hay pequeñas explosiones antes de que el incendio se generalice y podría achacarse al empleo de las pequeñas municiones de los TB-2, pero hay que tener en cuenta que el vídeo ha sido editado y tiene cortes, lo que debería hacernos sospechar. Además, las municiones que emplean estos drones, pese a ser capaces de atravesar blindaje, no están pensadas contra buques, sino contra blindados y son de escaso tamaño y cuentan con una cabeza de guerra con poca potencia para estos menesteres, aunque no es tampoco imposible que golpeando en el lugar adecuado se produzca una reacción en cadena como la vista.
  • Misil balístico «Tochka-U»: Hace unos días los propios rusos se jactaban de haber derribado uno de estos misiles sobre este mismo puerto. No obstante, no hay vídeo de la explosión y el daño seguramente habría catastrófico y prácticamente inmediato de impactar directamente en el buque o bien habría afectado en mayor medida a las grúas y buques de alrededor desde el primer momento, en caso de impactar contra el propio puerto. Hay que tener en cuenta además que estos misiles tienen un círculo de error probable (CEP) de unos 95 metros.

En cualquier caso, lo de menos es la causa del incidente. Lo importante, ahora mismo, es que va a tener cierto efecto sobre la capacidad rusa para seguir acumulando recursos con los que profundizar sus avances en el frente sur. Tampoco conviene dramatizar, pues Rusia siempre puede recurrir a otro tipo de buques, como los que formaron el «expreso sirio» durante la guerra en este país, por más que no sean LSTs. Además, sigue teniendo otros buques anfibios disponibles en la zona. Así, un parón de unos días es un contratiempo, pero no un descalabro en sí mismo.

Lo que sí parece claro es que con un buque hundido y dos dañados, por más que pudieran ser reparados en breve, se aleja definitivamente la posibilidad de un desembarco sobre Odessa. Máxime cuando los EE. UU. han comenzado a hablar con otros socios de la OTAN acerca de un posible envío de misiles antibuque a Ucrania. Si ya era difícil que Rusia pudiese situar en una costa minada y protegida un número suficiente de tropas como para tomar una ciudad del tamaño de Odessa, ahora que dispondrá de menos buques para llevar a cabo la tarea y sabiendo que cerrada la ventana de oportunidad posiblemente Ucrania cuente con armas antibuque modernas, sería un suicidio.

Más allá de lo ocurrido en Berdyansk, hoy hemos visto nuevos ataques tanto rusos a concentraciones de camiones ucranianos, como ucranianos a concentraciones de vehículos rusos. Sigue sorprendiendo que a estas alturas del conflicto ambos bandos se cobren presas de oportunidad de este tipo, pero así es. También hemos visto las primeras imágenes, a través de RT, de helicópteros capturados por Rusia, en la Base Aérea de Jersón, en donde habían sido abandonados por los propios ucranianos tiempo atrás. Recordemos que sufrió un ataque ucraniano hace unos días, por lo que al menos el vídeo sirve para saber que los rusos la mantienen todavía en uso y han limpiado los desperfectos que pudimos ver la pasada semana.

Por último, ya pasando al plano político de la guerra, son preocupantes las declaraciones del ex-Ministro ruso de Cultura, Vladímir Medinsky, en las que afirma que la «existencia de Rusia está en juego». No lo serían, de ser algo puntual, pero deben unirse a las declaraciones en días anteriores por parte de Lavrov o el mismísimo Putin. Lo mismo puede decirse de los documentos relativos a un supuesto desarrollo de armas biológicas por parte de los Estados Unidos en Ucrania, sin pruebas concluyentes, pero muy útiles como justificación (o incluso como auto-alimentación de su propio relato). Máxime cuando Occidente va a redoblar los suministros de armamento y el apoyo a Ucrania, seguramente con vistas no ya tanto a una guerra de guerrillas, como se pensaba antes de la guerra, como a que el país mantenga en la medida de lo posible fijadas a las fuerzas rusas hasta una negociación.

La derivada es clara: cuanto más castigo sufra Rusia, cuantas más bajas y más lejos esté de lograr los objetivos militares -y por ende políticos- que se había fijado, mayor será la tentación de recurrir a otros tipos de armamento, como el químico o el nuclear, para salir del punto muerto. Y aquí, esto hay que tenerlo muy claro, el problema no es quién lleva razón, quién ha empezado la guerra, quién defiende tal u cual interés, sino que la situación objetiva es inquietante y sigue evolucionando a peor.

Por frentes hoy las novedades son las siguientes:

  • Sur: Sin avances ni en dirección a Krivói Rog, ni tampoco noticias sobre Nikolayev. En Mariúpol continúan los combates, pero la situación parece estancada, con los medios prorrusos dando un mapa de situación calcado al de ayer.
Mapa que recoge los avances y pérdidas rusas desde el comienzo del conflicto. Autor – Nathan Ruser.

Contexto internacional, diplomacia y sanciones

Como hemos venido anticipando, hoy hemos entrado en 48 horas de intensa diplomacia en suelo europeo. Por un lado, reunión extraordinaria de la OTAN y del G7 y, por otro, primer día de la reunión del Consejo Europeo. Reuniones además marcadas por la presencia del “invitado especial”, el Presidente de Estados Unidos, Joe Biden.

A su llegada a la reunión de la OTAN, el Secretario General de la Organización, Jens Stoltenberg, ha insistido – como ya anticipamos ayer – en que se reforzará el Flanco Este a través del despliegue de 4 batallones más, en el no despliegue de fuerzas ni en el territorio de Ucrania, la no imposición de una zona de exclusión aérea, y sí en la necesidad de invertir más en defensa. Señala además, que la reunión de hoy demostrará la unidad entre Estados Unidos y Europa.

Debido a las circunstancias, los líderes de la Alianza han decidido prolongar por un año más el mandato del Secretario General, pero, por supuesto este ha sido uno de los resultados adicionales. Entre otras cuestiones, han decidido:

  • Condenar nuevamente la invasión de Rusia a Ucrania, pedir a Putin que detenga la guerra, así como que Bielorrusia deje de ser cómplice, y advertir que seguirán luchando para exponer las narrativas fabricadas u operaciones de “falsa bandera” para allanar el terreno para una mayor escalada.
  • Apelan a la implementación inmediata de un alto al fuego que permita a Rusia demostrar que está comprometida con las negociaciones.
  • Seguir suministrando apoyo político y práctico a Ucrania (antitanque, defensa aérea, drones, cibernético, CBRN).
  • Ayudar a Ucrania a través del refuerzo de su capacidad para defenderse de posibles ataques biológicos, químicos y nucleares a través del envío de “sistemas de detección, asistencia médica y sanitaria, y equipamiento de descontaminación”.
  • Más fuerzas en el Flanco Este desplegando cuatro batallones más como habíamos anunciado en Rumanía, Bulgaria, Eslovaquia y Hungría.
  • Se comprometen a invertir más en defensa y a realizar más ejercicios conjuntos; cuestiones que se precisarán en la Cumbre de Madrid.
  • Llamamiento a China para que cese en la difusión de narrativas falsas del Kremlin y promueva la resolución pacífica del conflicto.
  • Apoyar a Georgia y Bosnia y Herzegovina.

Una de las cuestiones que más ha copado el espacio hoy ha sido el posible empleo de armas químicas por parte de Rusia. En relación con esto, el Presidente Biden ha afirmado que la OTAN responderá a un potencial uso de esta tipología de armas y que “la naturaleza de la respuesta dependerá de la naturaleza de su uso”. Asimismo, el líder estadounidense reconoce que las sanciones no detendrán a Putin si bien, sí le harán daño.

Igualmente, como hemos venido destacando en reportes anteriores, una de las reacciones a la Guerra en Ucrania es precisamente la de anunciar incrementos presupuestarios en el capítulo de defensa de cada uno de los Estados miembros tanto de la OTAN como de la UE. En este sentido, en ambas organizaciones se está insistiendo en la necesidad de invertir más en defensa hasta alcanzar el compromiso del 2% del PIB. Consecuentemente, Jens Stoltenberg en nombre de los 30 Aliados de la OTAN ha manifestado:

“Los pasos que estamos tomando para garantizar la seguridad de nuestra Alianza y del área euroatlántica requerirán recursos adecuados. Los aliados están aumentando sustancialmente sus gastos de defensa. Hoy, hemos decidido acelerar nuestros esfuerzos para cumplir nuestro compromiso con el Compromiso de Inversión en Defensa en su totalidad. De acuerdo con nuestro compromiso en el Artículo 3 del Tratado de Washington, fortaleceremos aún más nuestra capacidad individual y colectiva para resistir todas las formas de ataque. En nuestra reunión en Madrid, presentaremos planes adicionales sobre cómo cumplir con el Compromiso.”

Así, por ejemplo, al término de la reunión hemos tenido conocimiento del anuncio por parte de la Primera Ministra de Estonia, Kaja Kallas, de la intención de su país de elevar el gasto en defensa al 2,5% del PIB. Anuncio que se suma a los anteriormente comentados en los casos, por ejemplo, de Polonia, Suecia, Italia, España o Dinamarca.

Muchas de las cuestiones mencionadas serán objeto de la próxima reunión de la OTAN en abril. Estas reuniones también gozan de un carácter preparatorio para la gran Cumbre fijada para junio en Madrid en la que se adoptará el nuevo Concepto Estratégico de la Alianza.

Aprovechando con la cita en el seno de la OTAN, también se han reunido los miembros del G7 gracias a la invitación de la presidencia alemana de este Grupo. El fruto de este encuentro ha sido una Declaración propia del Grupo de los Siete en la que se destaca, entre otras cuestiones, el apoyo a la investigación por parte de la Corte Penal Internacional, la tragedia humanitaria en ciudades como Mariúpol, así como su determinación para imponer severas consecuencias a Rusia. Cabe recordar que el G7 ha adoptado sanciones de manera conjunta también con la Unión Europea.

Asimismo, seguirán apoyando a Ucrania, anuncian un incremento de su contribución colectiva, por ejemplo, al Programa Mundial de Alimentos (PMA) y también solicitan una reunión extraordinaria del Consejo de la Organización para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

En relación con la inseguridad alimentaria el Presidente de Francia Emmanuel Macron ha anunciado su intención de lanzar una iniciativa con la Unión Africana llamada “FARM” para referirse así a una “Misión de Resistencia Alimentaria y Agrícola” (Food and Agriculture Resilience Mission)

Es cierto, además, que al margen de la reunión el Presidente del Consejo Europeo Charles Michel ha aprovechado la ocasión para reunirse con el Primer Ministro de Japón Fumio Kishida y el Primer Ministro de Canadá, Justin Trudeau. Además, la de Jens Stoltenberg no ha sido la única reelección del día, ya que Charles Michel también ha recibido la confianza de los líderes europeos para continuar ostentando la presidencia del Consejo Europeo.

El Presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski también ha participado en la reunión y, como se expondrá después, también ha intervenido ante los líderes en el Consejo Europeo.

Se dirigía a los dirigentes de la OTAN pidiendo una vez más que se imponga una zona de exclusión aérea sobre Ucrania, así como que le suministren aviones de combate. Insiste en que los aliados cuentan con miles de aviones y al menos 20.000 tanques, pero no se les ha suministrado ninguno. En este sentido también manifiesta:

“Y no culpo a la OTAN, quiero ser claro. No sois culpables. No son vuestros misiles, no son vuestras bombas las que están destruyendo nuestras ciudades. Esta mañana, por cierto, hubo bombas de fósforo. Bombas rusas de fósforo. Los adultos fueron asesinados nuevamente y los niños fueron asesinados nuevamente. Solo quiero que sepáis que la Alianza aún puede evitar la muerte de ucranianos a causa de los ataques rusos, de la ocupación rusa, proporcionándonos todas las armas que necesitamos.”

A los líderes del G7 también se ha dirigido pidiéndoles armas para poder restaurar la paz y también la vida económica del país. También hace hincapié en ambas declaraciones a la seguridad alimentaria aludiendo a que afectará muchos países de África, Asia y Europa sufrirán las consecuencias.

Sobre esto último también han conversado con el Ministro de Exteriores egipcio Sameh Shoukry a quien le han comunicado que Ucrania sigue siendo un proveedor fiable de productos agrícolas para países como Egipto, pero que Rusia debe cesar las hostilidades para restaurar las cadenas de suministro.

Del mismo modo, Zelenski ha intervenido hoy también ante el Parlamento de Suecia y el Ministro de Exteriores ucraniano también se ha pronunciado reiterando la llamada del Presidente para que a partir de hoy todas las ciudades muestren el apoyo a Ucrania vistiendo sus colores, azul y amarillo.

No obstante, el Parlamento de Ucrania también ha recibido las visitas de miembros del Parlamento de Polonia, Lituania y Estonia en Kiev. Habrían acudido, al igual que otros representantes, para mostrar su apoyo al pueblo ucraniano.

Además, el asesor de la Presidencia Mikhailo Podolyak sostiene que Rusia está tratando de conducir la guerra a una “fase prolongada” y que el resultado será un empeoramiento parcial de las líneas del frente ocupadas y una concentración de poder cerca de las ciudades creando desastres humanitarios.

Naciones unidas ha confirmado ya que al menos 1.035 civiles han muerto y 1.650 han resultado heridos, y que el número de personas desplazadas supera ya los 3,5 millones.

Siguiendo con las Naciones Unidas, hoy la Asamblea General ha vuelto a pronunciarse para votar la Resolución sobre las consecuencias humanitarias del conflicto. Resolución que finalmente ha sido aprobada por 140 votos a favor, 38 abstenciones y 5 votos en contra por parte de Bielorrusa, Corea del Norte, Eritrea, Siria y, por supuesto, Rusia. Marruecos y Venezuela, por ejemplo, han vuelto a no votar en la Asamblea.

No obstante, respecto de los resultados del Consejo Europeo poco puede avanzarse ya que las Conclusiones serán publicadas mañana. No obstante, a su llegada a la reunión el Alto Representante Josep Borrell comentaba que esperaba recibir orientaciones políticas para poder seguir trabajando a nivel técnico en nuevas sanciones tanto de carácter individual como sectorial.

Como hemos mencionado ya en innumerables ocasiones, los temas energéticos requieren soluciones urgentes, así como planes a corto y medio plazo para reducir la dependencia de Rusia. No obstante, como señalaba la Primera Ministra de Estonia también a su llegada hay que tener en cuenta que los 27 no cuentan con el mismo nivel de dependencia y que también dependen estos días sobre todo de la opinión pública en sus países.

Concretamente, se espera que la Unión Europea y Estados Unidos sienten las bases para un acuerdo, situación que Von der Leyen considera que abrirá un nuevo capítulo en la asociación energética entre ambas partes.

En el día de hoy la Presidenta de la Comisión Europea también ha hablado con el Primer Ministro británico Boris Jonhson. Han abordado la situación en Ucrania y el apoyo inquebrantable al país, así como la cooperación fuerte en materia de sanciones. Boris Johnson también se ha reunido de manera individual con el Presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdoğan, con quien ha abordado cuestiones relacionadas con la seguridad regional para reforzarla de cara a nuevas amenazas, también en el Mar Negro, y oportunidades para un mayor comercio entre ambos países incluyendo también el mercado de la energía renovable y nuclear.

El Reino Unido también ha anunciado que proporcionará 6.000 misiles adicionales a Ucrania, además de los 4.000 misiles NLAW y Javelin que ya fueron enviados. Hace referencia a que también se incluyen los misiles antiaéreos de alta velocidad Starstreak. No obstante, mientras unos anuncian más suministros, otros son acusados de no haber cumplido con lo prometido. Este sería el caso de Alemania quien al parecer no habría entregado aún los 2.700 MANPADs anunciados a principios de mes.

Además, proporcionarán 25 millones de libras esterlinas que se suman a los 400 millones ya comprometidos para destinarlos a ayuda humanitaria y económica. Igualmente, anuncian que el Reino Unido proporcionará 4,1 millones de libras adicionales para que la BBC World Service aborde la desinformación en Rusia y Ucrania. Además, esta cifra servirá también para prestar apoyo financiero y policial para la investigación de la Corte Penal Internacional sobre crímenes de guerra.

En el caso de la Unión Europea, la agencia europea para la cooperación judicial (EUROJUST) coordinará la investigación sobre los posibles crímenes de guerra en Ucrania.

Estados Unidos por su parte, por ejemplo, ha anunciado nuevas medidas restrictivas individuales contra 328 miembros de la Duma y 48 entidades del sector de la defensa. También ha manifestado su intención de acoger a 100.000 refugiados ucranianos y será uno de los temas que aborde mañana en su visita a Polonia.

Como publicábamos ayer en nuestro hilo diario, Rusia pretende acudir a la próxima reunión del G-20 si bien es cierto que las presiones están aumentando para provocar que Rusia se retire de manera temporal y voluntariamente. Sería otra de las medidas para tratar de aislar a Rusia y conseguir convertirle en un “paria” como ya se había venido anunciando desde el inicio de la invasión. China, por su parte, ya ha manifestado que no se le puede expulsar.

Be the first to comment

Leave a Reply