Guerra de Ucrania – Día 25

La guerra prosigue, con Mariúpol muy cerca de caer completamente en poder ruso. Con los frentes norte y noreste estancados, es aquí en donde se está decidiendo la orientación que el conflicto tomará en los próximos días y semanas. Eso siempre que Putin logre convertir los logros militares en logros políticos, algo que no siempre es sencillo. Al hilo de un posible acuerdo, hoy tanto el Presidente ucraniano, Zelensky, como el canciller turco Mevlüt Çavuşoğlu, han hecho declaraciones que hacen pensar que se está más cerca de lograr una salida al conflicto. Mientras la diplomacia y el campo de batalla siguen sus propias lógicas, la decisión del Gobierno ucraniano de suspender las actividades de más de una decena de partidos políticos debido a sus vínculos con Rusia, lanza un mensaje cuanto menos equivocado, que podría restarle parte de las simpatías ganadas en las últimas semanas.

En el apartado militar, todo gira ahora mismo en torno a Mariúpol. Los combates en zonas cada vez más céntricas de la ciudad hacen presagiar un desenlace relativamente rápido. Además, Rusia habría dado un ultimátum a las autoridades de la ciudad, para que se rindiesen en las próximas horas. Ocurra lo que ocurra, si las tropas rusas, en comunión con las unidades de Rosgvardia compuestas de chechenos y las milicias de la autoproclamada República Popular de Donestk consiguen no solo tomar los distritos en disputa, sino pacificar la ciudad, la situación en el sur habrá cambiado de forma ostensible a favor de Rusia. Precisamente, una de las razones por las que estamos viendo a Rosgvardia allí, es esta, pues es posible que miembros tanto del Ejército ucraniano, como del Regimiento «Azov», se hagan pasar por civiles e intenten proseguir la resistencia una vez concluida la batalla en Mariúpol, en forma de ataques con lanzagranadas, ATGMs, emboscadas, etc.

Más allá de la polémica «desnazificación», evitar esta situación es la razón por la que hemos visto cómo desnudaban a los hombres a la salida de la ciudad en busca de tatuajes que revelasen la pertenencia a grupos ultraderechistas o marcas que indicasen la pertenencia a las Fuerzas Armadas de Ucrania. Hay que tener en cuenta que más allá de las posibles bajas que pudieran provocar los partisanos ucranianos, el problema para Rusia es que como hemos visto en Berdyansk o en Jersón, las plazas conquistadas obligan a dejar importantes guarniciones para su control. Esto, lógicamente, requiere de una serie de tropas que Moscú desearía tener disponibles para proseguir sus avances en dirección a Zaporiyia y Dnipró. De hecho, hemos insistido mucho en que la fuerza movilizada por Rusia antes de la guerra, no era una fuerza de ocupación. No para el conjunto de Ucrania.

Hablando de una posible guerra de guerrillas, si no se llega a un acuerdo, hoy hemos podido ver un vídeo en el que se muestra la explosión de varios artefactos explosivos improvisados (IEDs) a los lados de una carretera por la que debían pasar vehículos rusos. Más allá de que sea un hecho puntual, si la guerra se prolonga obligará a Rusia a adaptarse, pues buena parte de su parque de vehículos no está adaptado a estas amenazas. Los más modernos, como los 4×4 GAZ Tigr-M 4×4 o los 6×6 Kamaz K-63968 Typhoon-K sí son vehículos MRAP que cumplen con estándares internacionales en cuanto a protección y han demostrado soportar mejor las explosiones y los disparos, pero son una pequeña parte del total.

Mapa de situación. Autor – Nathan Ruser.

Hemos visto cazabombarderos Su-35S rusos armados con misiles ARM Kh-31P y Kh-58U, empleados para misiones de supresión de defensas aéreas. Es difícil evaluar hasta qué punto los restos de la defensa aérea ucraniana están siendo barridos por la aviación rusa, pero el uso de este tipo de armas es una señal de que aún quedan objetivos importantes por batir. Por otra parte, hay que tener en cuenta que estos misiles no pueden ser empleados únicamente contra radares de exploración aérea, sino también contra otro tipo de sistemas relacionados, como los radares contrabatería. En este sentido, hoy hemos podido ver un radar AN/TPQ-36 ucraniano dañado. Con esto no queremos decir que en este caso concreto lo haya sido por una de estas armas, sólo señalar que las Fuerzas Armadas Rusas disponen de medios y capacidad para detectar y atacar objetivos de este tipo. También que dentro de las posibilidades, se van adaptando a un tipo de guerra que seguramente no esperaban.

Una muestra de ello es el empleo de helicópteros de combate Ka-52 como plataformas anti-UAV en base a los misiles Igla-S. Más allá de si el precio de cada misil compensa el derribo de un drone, la dificultad de detectarlos y lo peligroso de acometer estas misiones en un escenario plagado de misiles MANPAD, lo que vemos es que Rusia trata de adaptar sus TTPs (Tácticas, Técnicas y Procedimientos) a la nueva realidad. Por la misma razón, parece confiar cada vez más en el uso de drones.

Mapa de situación. Autor – Ian Matveev.

En cualquier caso, estamos en un momento importante del conflicto. Hay analistas que hablan de estancamiento completo y de cómo la guerra podría prolongarse semanas o meses. De cambio a una nueva fase. Incluso hay quienes hablan abiertamente de derrota rusa. Nosotros intentamos ser prudentes. Como hemos dicho en alguna ocasión, Rusia ni siquiera necesita «ganar» en el campo de batalla para obtener buena parte de los objetivos políticos que perseguía (neutralidad ucraniana, garantías de seguridad…). Así las cosas, el resultado de la guerra dependerá en buena parte de la capacidad rusa para amenazar Dnipró y Zaporiyia tras la caída de Mariúpol y también de la capacidad para hacer de dicha amenaza, unida al castigo que se sigue infligiendo a Járkov, Kiev y demás ciudades, un argumento que fuerce a Kiev a aceptar un acuerdo. Dicho de otra forma, de la capacidad de transformar ganancias militares en ganancias políticas. Y es aquí en donde está el gran nudo gordiano del conflicto, pues sin avances claros, entrando en una guerra de desgaste en la que Kiev no se vea directamente amenazada, como tampoco Odessa y muchas otras partes del país, no solo la destrucción seguirá aumentando, sino que la elección por parte del Gobierno de Zelensky de seguir resistiendo, podría verse reforzada.

Por último, para culminar el análisis diario de la parte militar del conflicto, pasamos a ver por frentes las principales novedades:

  • Norte: Sin movimientos. Continúan los bombardeos. Han aparecido imágenes de más vehículos rusos en en la región de Chernígov, pero es difícil asegurar que se trate de pérdidas producidas en las últimas horas.
  • Este: Siguen los ataques de las milicias de Donestk sobre Avdiivka, localidad que está siendo sometida a un intenso bombardeo con morteros, obuses y cohetes. Como explicamos, la zona está repleta de trincheras, por lo que necesita de una importante preparación previa a cada intento de asalto. Las tropas rusas controlan Stepnoye, al oeste de Volnovaja y a lo largo del día han aparecido multitud de imágenes de vehículos ucranianos destruidos en la zona.
  • Sur: Se ha reportado el uso de MLRS TOS-1A de 220 en Mariúpol. Se combate en distritos cada vez más céntricos, aunque las instalaciones de «Azovstal» todavía no han sido completamente tomadas. La destrucción provocada por los bombardeos, además, ralentiza los avances rusos hacia el interior de la ciudad, al dificultar el uso de vehículos. Se han visto góndolas con carros de combate T-72B3 en Melitopol. Lo más plausible es que se dirijan a reforzar los avances en dirección a Zaporiyia/Dnipró. No hay nuevos datos sobre el repliegue ruso desde Nikolayev y el cambio de orientación en su avance en dirección al este, aunque sí han aparecido imágenes de carros de combate T-72B3 rusos, blindados y sistemas de artillería autopropulsada destruidos en Bashtanka, lo que apoya la idea de que se lucha en esa dirección. En Nikolayev se habrían acrecentado los bombardeos en las últimas horas, después de que el ataque de hace dos días sobre una base militar se saldase con decenas de uniformados ucranianos muertos.
Mapa de situación. Autor – @JominiW.

Contexto internacional, diplomacia y sanciones

El día de hoy ha estado bastante calmado a nivel institucional en comparación con días precedentes. En relación con el avance de las negociaciones, seguimos sin contar con noticias oficiales por parte de ambos bandos. No obstante, el Ministro de Asuntos Exteriores de Turquía Mevlüt Çavuşoğlu ha afirmado este domingo que Rusia y Ucrania se encuentran cerca de lograr un acuerdo en cuestiones “críticas” y sigue mostrándose esperanzador respecto de lograr un alto al fuego.

El Presidente Zelenski en una entrevista concedida a la CNN ha reiterado que “está listo para las negociaciones” con el Presidente ruso y señala:

“Creo que tenemos que usar cualquier formato, cualquier oportunidad para tener la posibilidad de negociar, la posibilidad de hablar con Putin. Pero si estos intentos fallan, eso significaría que esto es una Tercera Guerra Mundial.”

El líder ucraniano también habría descartado el reconocimiento de la independencia de las provincias de Donestk y Lugansk, así como la soberanía rusa sobre la península de Crimea. Según el diario estadounidense Financial Times, no obstante, estarían cerca de lograr un acuerdo sobre:

  • Neutralidad.
  • Desmilitarización de Ucrania y garantías de seguridad a Rusia.
  • Desnazificación.
  • Levantamiento de restricciones al empleo del idioma ruso en Ucrania.

Aunque cada uno de los apartados da pie a la especulación, el de la «desnazificación» es el más difícil de entender, ya que no sabemos exactamente a qué se refiere Rusia con este término (que podría incluir muchas cosas) y no ha trascendido nada sobre ello, más allá de ideas genéricas. Quizá la aniquilación de los miembros del ultraderechista regimiento «Azov» en Mariúpol pueda allanar el camino, pero es mucho suponer.

También ha anunciado que durante la ley marcial se suspende cualquier actividad de varios partidos políticos debido a las acciones de Rusia en Ucrania y a su relación con el país vecino. En particular, se suspendería la actividad de 11 partidos:  «Plataforma de Oposición – Por la Vida», «Shariy», «Nuestro», «Bloque de Oposición», «Oposición de Izquierda», «Unión de Fuerzas de Izquierda», «Estado», «Partido Socialista Progresista», «Partido Socialista», «Socialistas» y «Bloque de Vladimir Saldo». Se trata de una medida cuanto menos controvertida, que difícilmente puede ayudar al relato de resistencia de una democracia frente a una dictadura que tantas simpatías ha generado a Zelensky y al pueblo ucraniano.

De otro lado, Zelenski ha vuelto a pedir a Suiza que endurezca sus sanciones, ya que este país “significa mucho para la maquinaria estatal de Rusia” especialmente en cuestiones bancarias. Según el propio Presidente ucraniano esto tiene un alto significado “para la gente que está acostumbrada a que el poder sea el dinero”. También se ha dirigido a Israel manifestando que este país “tendrá que vivir” con las decisiones que tome respecto de la ayuda que proporcione a Ucrania.

En relación con lo anterior, el Presidente del Consejo Europeo Charles Michel ha expresado en una entrevista que desde la Unión Europea se envía una fuerte señal política a Ucrania tras su solicitud para adherirse como Estado miembro. En particular, ha dejado claro que “la UE apoyará la elección libre y democrática de ucrania para definir su propio destino”.

Antonio Guterres, Secretario General de Naciones Unidas, ha vuelto a condenar por su parte las acciones de Rusia manifestando en esta ocasión que “las fronteras no deben volver a trazarse por capricho de las grandes potencias” y que “la integridad territorial y la soberanía sacrosantas, tanto para los pequeños estados como para los grandes”.

Además, ha calificado como crimen de guerra los ataques que están teniendo lugar en Mariúpol. Por su parte, la Defensora del Pueblo ucraniano Ludmila Denisova ha calificado de “genocidio” el ataque que tuvo lugar contra una residencia que terminó con la vida de 56 ancianos en el óblast de Lugansk el día 11 de marzo. Igualmente, pide a los miembros de Naciones Unidas que aceleren el procedimiento para el establecimiento de un Tribunal Militar Especial para exigir responsabilidad por las atrocidades cometidas en Ucrania. No hacen referencias, eso sí, a los lanzamientos de misiles balísticos Tochka-U por parte ucraniana sobre Donestk.

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados ha confirmado que 10 millones de personas se han visto obligadas a desplazarse desde que empezó el conflicto, haciéndolo aproximadamente 3,4 millones de personas fuera de las fronteras ucranianas. Por su parte, la Oficina de Naciones Unidas para los Derechos Humanos ha comunicado hoy su actualización en las cifras. Así, aun advirtiendo que las cifras son mucho más elevadas, anuncian que desde el pasado día 24 de febrero 902 civiles han fallecido, incluyendo 75 niños. Además, habrían sido 1.459 personas los heridos, entre los cuales se contarían 98 niños.

Por otro lado, el asesor de la Presidencia de Ucrania, Mijailo Podolyak, ha publicado un vídeo acompañando el siguiente tweet:

“Rusia todavía no entiende las razones por las que definitivamente perderá la guerra. Te lo explicamos. En todos los frentes: militares, diplomáticos, sanciones y negociaciones. Instamos a los altos funcionarios: menos palabras sobre la compra de armas y aún menos palabras sobre la preparación de nuestra contraofensiva.”

Puede tratarse de un mensaje para consumo interno del pueblo ucraniano, además de una llamada a las cancillerías exteriores a redoblar su ayuda al país, pero también un indicativo de que siguen convencidos de que pueden obtener una victoria en el campo de batalla y de su voluntad de resistir a cualquier precio, por más que esto no encaje con los avances en las negociaciones de los que hablaban tanto Zelensky como el ministro de exteriores turco.

En otro orden de cosas, ya ha quedado atrás el debate entre Polonia y Estados Unidos para suministrar sus MiG-29 a Ucrania a cambio de F-35 y ahora las negociaciones se centrarían en Eslovaquia. En particular, el país se ha mostrado a favor de suministrar tanto sus MiG-29 como sus sistemas de defensa aérea S-300 “inmediatamente” a cambio de obtener los “reemplazos adecuados”. Así lo puso de manifiesto su Ministro de Defensa en una rueda de prensa con el Secretario de Defensa de Estados Unidos, aunque este último expresó que no tenía ningún acuerdo que anunciar. El representante eslovaco también expuso que su país está listo para recibir 14 nuevos cazas F-16 Block 70, pero que la entrega se había retrasado un año, de 2023 a 2024. También se ha hablado, por cierto, de la posibilidad de que Turquía ceda sus S-400 «Triumph» a Ucrania.

Como hemos venido comentando estos últimos 25 días, la cuestión energética es una de las más relevantes en este conflicto y respecto de la cual se ha intentado dar un giro para reducir lo antes posible la dependencia de Rusia. También hemos comentado la decisión que tomó Alemania suspendiendo la certificación del Nord Stream 2 para acercar su postura a la del resto de Estados miembros a la hora de adoptar las sanciones.

Así las cosas, de un lado, el foco está dirigido hacia Alemania para ver finalmente qué postura adopta en esta materia. Hoy sí hemos tenido noticia de que ha llegado a un acuerdo de asociación a largo plazo con Qatar.

De otro, la atención también está centrada en España y en el cambio del gobierno respecto del Sáhara Occidental, ya que puede tener un fuerte impacto en los asuntos energéticos relacionados con Argelia. España ha sido uno de los Estados miembros que más se ha involucrado en las nuevas propuestas energéticas de la Comisión Europea y que serán abordadas también en la cumbre del Consejo Europeo los días 24 y 25.

Para finalizar, hemos de decir que la próxima semana será intensa a nivel institucional. Comenzará con la reunión del Consejo en su formación de Ministros de Defensa y finalizará con la cumbre del Consejo Europeo y también de la OTAN. Además con el aliciente de que el Presidente estadounidense acudirá a ambas cumbres.

Be the first to comment

Leave a Reply