Guerra de Ucrania – Día 21

Transcurridas tres semanas desde su inicio, la guerra de Ucrania continúa marcada por la violencia de los bombardeos y ataques artilleros, así como por el estancamiento y la enorme atrición sufrida por las tropas rusas. Pendientes de unas negociaciones que parecen avanzar, pero que no terminan de eclosionar en un alto el fuego, la comunidad internacional continúa presionando y sancionando con la intención de poner fin a un conflicto que está teniendo un enorme coste en vidas y tras el cual necesitará de años y cantidades ingentes de dinero para ver la recuperación de la economía y las infraestructuras ucranianas.

Un día más, hemos amanecido con noticias de intensos bombardeos sobre Kiev, Járkov y demás ciudades de importancia ucranianas. No obstante, la noticia más sorprendente ha sido la confirmación de los rumores de los que nos hicimos eco ayer, relativos al ataque ucraniano sobre la base aérea de Jersón, al norte de la península de Crimea y en poder de las tropas rusas. El ataque, del que las imágenes por satélite y el vídeo que podéis ver a continuación dan buena cuenta, se ha saldado con un importante número de helicópteros y vehículos rusos destruidos.

Curiosamente, nunca tuvimos el mismo tipo de confirmación del ataque de días atrás sobre la misma base, en el que se hablaba de hasta una treintena de aparatos dañados. Lo mismo podría aplicarse al buque ruso «Vasily Bykov», supuestamente dañado por los ucranianos cuando estaba cerca de Odessa y al que hoy se ha visto entrar en Sebastopol sin ningún tipo de desperfecto.

Mientras en el campo de batalla prosigue el estancamiento, las negociaciones continúan, tal y como ha anunciado el asesor de la Presidencia de Ucrania, Mijailo Podolyak. El político ucraniano señalaba además que se trata de un proceso de negociación “muy difícil y viscoso” en el que hay contradicciones fundamentales, pero sí se aprecia cierto espacio para el compromiso.

En esta línea también se pronunciaba el Presidente Zelenski de madrugada al mostrarse más optimista respecto del curso de las negociaciones, ya que “las posiciones negociadoras suenan más realistas”. No obstante, indicaba “que todavía se necesita más tiempo para que las decisiones sean de interés para Ucrania”. En Kiev parecen perfectamente convencidos de que el nivel de desgaste soportado por Rusia terminará por hacer que el Kremlin acepte una paz negociada como mal menor. Además, cuentan con la creciente ayuda militar norteamericana. No obstante, tampoco debemos llevarnos a engaño; Rusia puede lograr muchos de sus objetivos iniciales incluso «perdiendo» la guerra, pues muchos son los que parecen interpretar que la victoria pasa por una conquista, cuando en realidad no es así, algo que hemos explicado en reiteradas ocasiones.

Desde esta madrugada hasta la tarde la principal noticia ha girado en torno al proyecto de acuerdo que puede encontrarse sobre la mesa. En particular, según informaba The Financial Times se trataría de un acuerdo compuesto por 15 puntos entre los que figuran tres cuestiones esenciales:

  • Alto al fuego y retirada de tropas rusas del territorio de Ucrania.
  • Compromiso de neutralidad por parte de Ucrania y no pertenencia a la OTAN.
  • Kiev podrá mantener sus fuerzas armadas, pero no albergar bases militares extranjeras o armamento a cambio de la protección de aliados como Estados Unidos, Reino Unido y Turquía.

En relación con el primer punto, el asesor de la Presidencia Mijailo Podolyak habría afirmado a la prensa que cualquier acuerdo implicaría que “las tropas de la Federación Rusa abandonaran en cualquier caso el territorio de Ucrania”. Si bien la fuente se refiere a capturado desde el inicio de la invasión el 24 de febrero y, por tanto, a las regiones del sur, así como al territorio al este y al norte de Kiev, surge la inevitable pregunta de qué ocurrirá con la península de Crimea, así como con las autoproclamadas repúblicas de Donetsk y Lugansk.  

El segundo de los puntos que se destacan es uno de los más comentados y sobre los que más se ha especulado. Implicaría que Ucrania renuncia a sus ambiciones de pertenecer a la OTAN a cambio de obtener determinadas garantías relacionadas con su seguridad. Como ya anticipaba ayer Zelenski, debían resignarse y asumir que quizá esa puerta ya no está abierta.

Además, el secretario de prensa de Vladímir Putin, Dmitry Peskov ha comunicado a los periodistas que la neutralidad de Ucrania puede acordarse inspirándose en los modelos austriaco o sueco. No obstante, fuentes ucranianas habrían negado esta posibilidad.

Esta cuestión tampoco está exenta de controversia pues no son pocos los suecos – y también finlandeses – que reclaman que se reconozca que no son neutrales aunque ostenten un estatus de “no-alineados” o, al menos, no en el sentido en el que se les atribuye dicha neutralidad. Entre otras cosas, porque se encuentran dentro de la Unión Europea y participan de su Política Exterior y de Seguridad Común, y de la Política Común de Seguridad y Defensa.

Respecto de la posible restricción que impediría que Ucrania albergase bases militares extranjeras en su territorio, puede destacarse que el propio asesor de la Presidencia, Podolyak, habría restado importancia a este asunto al afirmar que esa es una cuestión que ya estaba excluido por la legislación ucraniana.

No obstante, el propio asesor ha manifestado que lo recogido por The Financial Times es únicamente la posición rusa y que lo único que confirman en esta etapa de las negociaciones es un alto al fuego, la retirada de tropas rusa y garantías de seguridad de varios países. Además, en una entrevista ahonda en la posición “bastante específica” de Ucrania:

Además, como recogen diversas fuentes los representantes ucranianos se siguen mostrando escépticos al no confiar plenamente en que el compromiso de Vladímir Putin sea cierto y no esté únicamente tratando de redirigir la atención hacia las negociaciones para reagrupar mientras tanto a sus fuerzas y reanudar su ofensiva. Esta cuestión también ha sido puesta de manifiesto en el día de hoy por el Secretario General de la OTAN, Jens Stoltenberg, al decir en la rueda de prensa que esperan que Rusia esté negociando de buena fe.

Por otro lado, hoy se ha producido la reunión entre el Ministro de Exteriores ruso Sergei Lavrov y su homólogo turco Mevlüt Çavuşoğlu en Moscú. En la rueda de prensa posterior a la misma el representante de Turquía ha subrayado la necesidad de detener la guerra y que su país continuará con los esfuerzos diplomáticos para lograr un alto al fuego duradero. Mañana, según lo anunciado, se trasladará a Kiev todo con el objetivo de tratar de que Turquía ostente el rol de mediadora en el conflicto. No obstante, Zelenski ha mantenido una conversación telefónica con el Presidente Erdogan.

Asimismo, en paralelo a las negociaciones y tras comparecer ayer ante los representantes de Canadá, el Presidente Zelenski se dirigía a las dos Cámaras de Representantes del Congreso de Estados Unidos. En su discurso ha invitado a los representantes a que recuerden Pearl Harbor y el 11-S para preguntarles a continuación si “¿es demasiado pedir que cierren el cielo para salvar la vida de las personas?”.

El líder ucraniano sigue pidiendo enérgicamente la imposición de una zona de exclusión aérea (no-fly zone en inglés), pero sigue recibiendo la negativa de sus aliados. Hoy en la rueda de prensa tras finalizar la reunión extraordinaria de los Ministros de Defensa de la OTAN, Jens Stoltenberg ha vuelto a insistir en que la Alianza no desplegará tropas sobre el terreno ni sobre el espacio aéreo ucraniano.

Al igual que en días anteriores, ha subrayado que imponer estas medidas podría llevar a un conflicto abierto entre Rusia y Europa. Destaca además que se trata de una posición en bloque, unitaria, y que pese a haber incrementado su presencia en las fronteras de Ucrania con los países miembros de la OTAN no habrá otro tipo de despliegue. Asimismo, recuerda que, a diferencia de lo sucedido en el caso de la anexión ilegal de Crimea, en esta ocasión la Alianza también ha desplegado a su Fuerza de Respuesta Rápida.

Igualmente, la Organización seguirá prestando apoyo militar, financiero y humanitario a Ucrania, y también seguirá acogiendo a las personas desplazadas. A esta reunión han acudido también representantes de la UE, Georgia, Suecia, Finlandia por lo que se ha insistido también en que se está actuando desde la unidad y así se le ha transmitido a Ucrania, también presente en el encuentro.

Por otro lado, la reunión ha girado en torno a las discusiones sobre cómo reforzar la seguridad colectiva a largo plazo y cómo desarrollar distintas opciones en todos los dominios. Para ello, subraya la necesidad de realizar ejercicios con más frecuencia y que realizar incrementos en la Alianza conlleva a invertir más para que los miembros alcancen el 2%. En particular, felicita a Alemania y Dinamarca por los recientes anuncios que han realizado en este sentido.

Estas discusiones son el preludio a la próxima cumbre extraordinaria del día 24 de marzo y también de la cumbre de Madrid en junio.

En relación con Estados Unidos, sin perjuicio de lo anterior, puede destacarse que el Presidente Joe Biden ya ha firmado una ley que incluye 13.600 millones de dólares en ayuda a Ucrania. Además, el Senado estadounidense ha aprobado una resolución por unanimidad para investigar a Putin por crímenes de guerra. A esto se añade que también ha anunciado un paquete de asistencia por valor de 800 millones de dólares. Según afirma el propio Presidente, esta nueva decisión eleva la asistencia de Estados Unidos a Ucrania a mil millones de dólares en la última semana y a 2 mil millones desde que asumió el cargo.

Por su parte, el Tribunal Internacional de Justicia de las Naciones Unidas ha emitido hoy según lo previsto su Orden en relación con las medidas provisionales en el caso “Alegaciones de Genocidio en el Marco de la Convención sobre la Prevención y Sanción del Delito de Genocidio (Ucrania c. Federación Rusa). En particular, ha pedido a Rusia:

  • La suspensión inmediata de las operaciones militares en Ucrania iniciadas el 24 de febrero de 2022 que tienen como propósito y objetivo declarado la prevención y castigo de un supuesto genocidio en las regiones ucranianas de Donestk y Lugansk.
  • Que garantice inmediatamente que cualquier unidad militar o irregular que pueda ser dirigida o apoyada por ella, así como las organizaciones y personas que puedan estar sujetas a su control, dirección o influencia, no tomen medidas en apoyo de las operaciones militares que tengan como propósito y objetivo declarado objetivo prevenir o castigar a Ucrania por cometer genocidio.
  • La abstención de cualquier acción y dar garantías de que no se adopte ninguna medida que pueda agravar o ampliar la controversia objeto de que es objeto de esta Solicitud, o hacer que esta disputa sea más difícil de resolver.
  • Que proporcione un informe a la Corte sobre las medidas adoptadas para medidas tomadas para implementar la Orden de Medidas Provisionales de la Corte una semana después de dicha orden y luego con la periodicidad que fije la Corte.

La decisión habría sido aprobada por 13 votos a favor y 2 en contra, siendo estos últimos los emitidos por los jueces ruso y chino, por lo que las críticas en torno a la imparcial del Tribunal han comenzado a aparecer.

En el seno de las Naciones Unidas también resulta destacable que el representante de Rusia presentase el lunes su propia resolución sobre Ucrania al Consejo de Seguridad sin mencionar la guerra ni el papel de su país en la misma. Además, la delegación rusa anunció posteriormente en la tarde de ayer que en su propuesta pediría respeto a “los principios humanitarios en Ucrania”, una petición de alto al fuego así como condenar los ataques contra civiles.

A nivel de la Unión Europea, tras la inclusión en el Diario Oficial de todas las medidas adoptadas en el cuarto paquete de sanciones, la actividad de cara a la galería ha disminuido. No obstante, en el día de hoy la Presidenta de la Comisión Europea Ursula Von der Leyen ha anunciado que las redes eléctricas de Ucrania y Moldavia se han sincronizado finalmente con la red Continental Europea. Por tanto, es una medida consecuente también con el Pacto Verde y las nuevas iniciativas tendentes a reducir la dependencia energética respecto de Rusia.

Relacionado con este asunto, la Agencia Internacional de la Energía (AIE) ha anunciado que el mercado del petróleo puede llegar a enfrentarse a “la mayor crisis de suministro en décadas”. La Agencia estima que la producción de crudo se reducirá en un 25% debido a las sanciones impuestas contra Rusia y plantea su propio plan para reducir la dependencia.

El Primer Ministro británico por su parte se ha trasladado hasta Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos precisamente para abordar este tema, ya que sitúa a ambos como socios esenciales para el mantenimiento de la seguridad energética, así como para la estabilización de los mercados energéticos.

Por su parte, el Alto Representante Josep Borrell tras haber visitado Macedonia del Norte y Albania, hoy se ha desplazado a Bosnia y Herzegovina. Allí ha comenzado su visita en Camp Butmir dado que alberga la Misión Althea de la Unión Europea.

Las distintas reuniones han versado sobre la situación en Ucrania y las implicaciones para el orden y seguridad internacionales, pero también sobre el bloqueo político en el que se encuentra el país, en su reforma constitucional y electoral, y el camino del país hacia la integración europea. Debe recordarse que Bosnia y Herzegovina aún es un candidato potencial a la Unión Europea.

Por último, cabe destacar que ayer únicamente se hizo público el fallecimiento del reportero irlandés Pierre Zakrewski – y respecto del cual el Presidente Zelenski también ha transmitido sus condolencias al Primer Ministro de Irlanda –  pero hoy hemos conocido la noticia de que también perdió la vida su compañera, la reportera Oleksandra Kuvshynova.

Pasando como cada noche a la enumeración de hechos relevantes desde el punto de vista militar, tenemos lo siguiente:

  • Norte: En Kiev han sido atacados hasta cuatro barrios diferentes durante la noche y la mañana. Los ataques han continuado durante el día, mientras el toque de queda se mantiene. En las inmediaciones de la ciudad los ucranianos, seguramente cerca de Gostomel, habrían destruido con la artillería una columna rusa. También circula un vídeo en el que se aprecia la destrucción de un puesto de mando en la zona, aunque todavía no hemos logrado geolocalizarlo. Se han visto movimientos de material ruso llegado a Bryanks, lo que podría indicar su uso futuro en el cerco de Kiev o en la zona de Chernígov.
  • Noreste: Sin cambios. Járkov y Sumy siguen recibiendo bombardeos y ataques artilleros, sin que haya por el momento cambio de posiciones, siguiendo el 1º Ejército ruso bloqueado y concentrado en la rendición de ambas plazas.
  • Centro: Ha sido atacada la estación de tren Nº2 de Zaporiyia, quedando totalmente destruida. La mayor parte de mapas de situación coinciden en situar el frente ya muy cerca de esta ciudad, hacia la que avanzarían tanto unidades del 58º Ejército ruso de Armas Combinadas, como las tropas rusas de la 42º División de Infantería Motorizada, así como las milicias de la República Popular de Donestk.

3 Comments

  1. Me gustaría conocer también cuál es la situación actual del ejército ucraniano. Los análisis publicados hacen mucho hincapié en las bajas de hombres y material que está sufriendo el ejército ruso, pero da la impresión de que el ucraniano estuviera intacto. No podéis obtener datos al respecto? Muchas gracias!

    • Estimado Aurelio, lo cierto es que no hay cifras fiables de bajas. Del Ejército Ruso podemos compartir, además de las cifras rusas, tanto las estimaciones que publican los ucranianos como las que hacen los estadounidenses (estas últimas seguramente mucho más ajustadas a la realidad que las primeras). En el caso de Ucrania, el secretismo es máximo y las únicas cifras que hay son las que publican medios rusos, tan poco fiables como las que Ucrania da sobre Rusia. En cualquier caso, desde el día 1 hemos ido compartiendo aquí y en Twitter, de forma regular, todos los datos que han ido apareciendo, advirtiendo sobre las fuentes. A nuestro juicio, lo más probable es que Ucrania haya sufrido, como poco, un número similar de bajas al padecido por Rusia.

Leave a Reply