Guerra de Ucrania – Día 17

Las últimas 24 horas han sido tranquilas en cuanto a movimientos. Rusia prosigue con su intento de rodear Kiev desde el oeste para frenar los envíos de armamento, equipos y municiones a la capital. Quizá lo más importante del día, en relación con la guerra, sea el anuncio ruso de que considerará objetivos militares legítimos los envíos de armamento a Ucrania. Mientras tanto, en el lado contrario, el Reino Unido ha anunciado que únicamente en la última semana habría enviado 3.615 misiles NLAW a Ucrania.

La lógica de la violencia sigue su curso en Ucrania. Rusia continúa atacando todo tipo de objetivos, desde depósitos de combustible y municiones a centros logísticos, como el que hoy ha sido bombardeado en Brovary. Si ayer explicábamos que la tentación rusa de rendir por hambre algunas ciudades sólo podría crecer a medida que pasen los días, el ataque a este centro no hace sino confirmar la idea.

Hablando de lógica de la violencia, hoy nos gustaría hacer un breve comentario sobre la «guerra económica». Al igual que en la guerra física, cinética, convencional o como se quiera llamar, una vez iniciadas las hostilidades, la violencia en la guerra económica tiende, siguiendo la idea de Clausewitz, a ser ilimitada. Esto es lo que viene pasando con la Unión Europea. Dado que no tenemos más mecanismos para frenar a Rusia que la imposición de sanciones y el envío de armamento, se está recurriendo a estas herramientas de forma creciente, causando inquietud en Rusia. De ahí que Rusia amenace con atacar los convoyes que transportan las armas a Ucrania y que siga creciendo la tensión entre Rusia y Occidente. Lo mismo se puede decir con las sanciones económicas.

Lo que es peor, estamos en una dinámica preocupante en la que Zelensky no deja de hacer alusiones a la necesidad de implicar a la OTAN, extendiendo la guerra más allá de Ucrania. Es lógico que sea así, pues la supervivencia de su país está en riesgo. Sin embargo, sigue siendo un juego peligroso y la guerra de Ucrania está ya cada vez más lejos de ser un conflicto limitado a ambos países, Rusia y Ucrania, transformándose poco a poco en una guerra proxy entre Rusia y Occidente, con la UE a la cabeza, algo poco deseable. Como hemos explicado en otras ocasiones, no va en el interés de la UE abandonar a Ucrania a su suerte. Sin embargo, tampoco debe buscarse una escalada que es difícil de predecir y que, en cualquier caso, si como parece Ucrania es vital para Rusia, solo puede perjudicar a la UE en virtud de los puntos de Schelling.

En el día de hoy no ha habido grandes acciones a nivel internacional. A nivel de la Unión Europea destaca que el Alto Representante Josep Borrell se ha trasladado hasta Turquía para reunirse con su Ministro de Asuntos Exteriores, Mevlut Cavusoglu. El motivo de su viaje ha sido el de continuar trabajando de manera conjunta para poner fin a la agresión de Rusia, así como discutir las relaciones Unión Europea – Turquía. Debemos recordar que fue precisamente este Ministro quien ejerció de anfitrión en la cuarta ronda de negociaciones entre Rusia y Ucrania celebrada esta semana en Anatolia.

Seguidamente, se ha reunido con el Ministro de Asuntos Exteriores de Armenia, Ararat Mirzoyan en Antalya. En este encuentro han abordado los desafíos de la seguridad regional y reiteró la determinación de la UE para brindar su experiencia y ayuda para tratar de desescalar el conflicto.

Del mismo modo, también ha mantenido una reunión con el Ministro de Asuntos Exteriores de Azerbaiyán, Jeyhun Bayramov. En esta, el Alto Representante habría agradecido el suministro de ayuda humanitaria de Azerbaiyán a Ucrania, así como su disposición para expandir las entregas de gas a Moldavia y el sureste de Europa.

Además, ha trasladado el compromiso de la Unión Europea para apoyar los esfuerzos que podrían lograr una reducción de las tensiones entre Azerbaiyán y Armenia.

La cuarta reunión del día la ha mantenido con Filippo Grandi, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los refugiados. En esta se ha subrayado la necesidad imperante de establecer corredores humanitarios, así como que el pueblo ucraniano no tiene acceso a comida, agua o gas mientras las temperaturas siguen bajo cero. La cifra de personas desplazadas a la Unión Europea desde Ucrania ya se fija en 2,5 millones.

La última reunión del día relevante para la materia que nos ocupa, ha sido la mantenida también por el Alto Representante con el Ministro de Asuntos Exteriores de la República de Kirguistán, Ruslan Kazakbaev. Ambos manifiestan la necesidad de un alto al fuego y el establecimiento de pasillos humanitarios. Además, la UE ha reiterado su compromiso con el desarrollo de las relaciones con Kirguistán y también con toda la región de Asia central.

Por su parte, el Parlamento Europeo ha publicado una Declaración sobre el secuestro del alcalde de Melitopol, Ivan Fedorov. Esta comunicación llega tras la misión de investigación del Parlamento Europeo en Ucrania llevada a cabo por varios eurodiputados. Califican el secuestro como otro ejemplo de acto “ilegal, cínico y bárbaro” y solicitan la liberación del alcalde instando a Rusia a cumplir con las Convenciones de Ginebra sobre combatientes, no combatientes y también prisioneros de guerra, así como otras normas de Derecho Internacional Humanitario. Los eurodiputados manifiestan que las violaciones de los derechos básicos de los civiles y los ataques a infraestructuras civiles no se olvidarán y que perseguirán a los autores de tales actos bajo el Derecho Internacional.

Hemos modificado este mapa de Henry Schlottman (@HN_Schlottman) incluyendo la línea verde que va desde Nikolayev a Járkov, pasando al norte de Dnipró. Es probable que ahora que Rusia está logrando consolidar el control del sur de Ucrania, salvo hacia Odessa, tenga su mirada puesta en Drnipró y Zaporiyia. Si consigue llegar a ambas ciudades, las bolsas de resistencia ucranianas quedarían muy debilitadas y sería complicado que lograsen hacer llegar armas y recursos al este del país.

En el apartado militar, por frentes, la guerra está como sigue, siendo una vez más el frente sur el más favorable para los rusos.

  • Norte: En Kiev se constata el uso creciente de artillería pesada por parte rusa. En Brovary ha sido atacado un centro logístico gubernamental. Rusia continúa intentando avanzar por el este de Kiev, para lo cual ha destinado al menos cuatro BTGs que estarían desplegados en la zona de Makariv, mientras otros cuatro permanecen bloqueados en Irpin.
  • Noreste: Sin cambios. Sumy y Járkov siguen recibiendo ataques intensos.
  • Este: En el Donbás, una vez tomada Volnovaja (aunque seguramente los combates para eliminar las últimas unidades ucranianas prosigan durante unos días), el próximo objetivo ruso sería el nudo de Velika Novosilka. La toma de este punto permitiría girar el eje de este frente de una dirección este-oeste a una dirección noroeste, apuntando directamente a Dnipró y Zaporiyia.
  • Sur: Combates tanto al este como al oeste de Mariupol, ciudad que si no se rinde por hambre, ahora que ya está completamente bloqueada y con cada vez más infraestructuras críticas destruidas, será tomada al asalto aún a costa de grandes bajas. El número de edificios atacados, incluyendo residenciales, no deja de crecer. En las últimas horas se han constatado ataques a viviendas en los distritos de Zhovteneyvi y Primorsky. Mientras tanto, Rusia y sus aliados continúan afianzando su control sobre la región al norte de la ciudad, cuya defensa es cada vez menos interesante para los ucranianos, ya que el cerco es firme y es más lógico replegarse hacia Zaporiyia y Dnipró para su futura defensa. En la zona de Nikolayev no parece haber cambios, más allá de que prosiguen los bombardeos rusos. A medida que los días pasan, todo apunta a que el próximo gran objetivo ruso no pasa por ir al oeste, hacia Odessa, sino en concentrar la mayor cantidad de recursos posibles sobre Dnipró, preparando un ataque a la ciudad desde el oeste y desde el sur.

Be the first to comment

Leave a Reply