Guerra de Ucrania – Día 15

Fracasadas las negociaciones entre los ministros de exteriores de Rusia y Ucrania, la guerra sigue su curso con la misma crudeza de días previos. Hoy hemos visto acciones paradigmáticas de este conflicto, como el bombardeo artillero sobre una columna de carros de combate rusos mientras avanzaba en dirección a Brovary, al este de Kiev. Una acción en la que se juntan varios de los errores que están provocando un número de bajas inusitado entre las tropas rusas. Más allá de los combates, han proseguido aunque en cantidades mínimas, los procesos de evacuación en ciudades como Irpin. También ha llegado ayuda humanitaria a urbes como Mariupol, en las que las condiciones sanitarias y la falta de alimentos podrían llegar a aumentar el tamaño de la tragedia. En la esfera internacional, todo ha girado en torno a la Cumbre Europea celebrada en Versalles, en la que se han hablado temas cruciales que van desde el apoyo a Ucrania a la dependencia energética o las capacidades en materia de defensa.

Después de cierta expectación a propósito de las conversaciones que se iban a celebrar esta mañana en Anatolia (Turquía), entre los ministros de exteriores de Rusia y Ucrania, las esperanzas se han derrumbado, pues no ha habido acuerdo de ningún tipo, más allá de la necesidad de seguir dialogando en el futuro. Las posiciones ucranianas y rusas siguen demasiado alejadas en los puntos fundamentales y así lo han expresado ambos representantes. En el caso del ministro ucraniano, directamente ha acusado a Rusia de buscar una rendición ucraniana y no un acuerdo. Por su parte, Lavrov no ha dudado en afirmar que Rusia en ningún momento ha atacado a Ucrania.

Hoy ha sido un día sin cambios en el apartado militar. No obstante, nos ha dejado algunas imágenes impactantes y que creemos representativas de lo que hemos visto en días pasados. En concreto, hablamos de un vídeo que hemos compartido esta mañana en Twitter en el que se ve una columna de carros rusos amontonada en una carretera que atraviesa el poblado de Skybyn en dirección a Brovary, al este de Kiev. En este caso, en una zona completamente lisa, plagada de campos de cultivo, los carros rusos en lugar de aprovechar las posibilidades del terreno, se concentran en la única carretera en kilómetros a la redonda, en donde son batidos por la artillería ucraniana a placer, seguramente tras localizar y señalizar el blanco mediante un drone. Por supuesto, con el mapa en la mano, es un punto de paso casi obligado si se pretende llegar a Brovary, ya que al oeste hay bosques y al este más poblados, como Krasykivka y Trebukhiv. Sin embargo, no se entiende tal concentración de vehículos sin haber batido antes a los ucranianos con la artillería propia, sin que hayamos tenido noticias de fuego de contrabatería a posteriori, sin uso de drones para reconocimiento, etc. Ya avisamos ayer de lo complejo que sería para Rusia atravesar toda esta zona en dirección a Kiev, pero si la táctica a emplear va a ser la de hacer constantemente reconocimientos en fuerza de este tipo, el nivel de atrición va a ser insoportable.

Por lo demás, a lo largo del día se ha sabido de evacuaciones de civiles en Kiev, Irpin, Mariupol o Sumy, así como de la llegada de ayuda humanitaria a Mariupol y Energodar. Respecto a las bajas, seguimos sin tener información fiable. Los ucranianos ofrecen ya cifras que se acercan a los 15.000 muertos en el bando ruso. Es decir, un ritmo de 1.000 muertos diarios, algo a todas luces imposible. Siguen por otra parte los enfrentamientos a propósito del ataque de ayer sobre el hospital materno de Mariupol, con unos diciendo que era empleado para fines militares y otros negando la mayor. De hecho, ha habido un intenso intercambio de versiones acerca de la identidad de la mujer embarazada que aparecía en una de las fotografías que compartimos ayer.

En el apartado internacional, tal y como adelantábamos ayer, ha dado comienzo la reunión informal del Consejo Europeo en la que, además de estar presentes los Jefes de Estado y de Gobierno de los Estados miembros, también han acudido el Presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, la Presidenta de la Comisión Europea Ursula Von der Leyen, el Alto Representante Josep Borrell y la Presidenta del Parlamento Europeo, Roberta Metsola. Esta reunión que se celebra en Versalles cuenta con Emmanuel Macron como anfitrión al ostentar Francia la presidencia rotatoria del Consejo.

A su llegada, los distintos representantes se han pronunciado sobre los principales temas que se abordarán hasta la tarde de mañana: cómo reforzar las capacidades de defensa, reducción de la dependencia energética respecto de Rusia, construcción de una base económica más sólida y también como abordar la independencia alimentaria.

Por supuesto, discutirán sobre los últimos acontecimientos sobre el terreno y la actuación que está llevando a cabo la Unión Europea para responder a la agresión por parte de Rusia. Del mismo modo, discutirán acerca de la petición ucraniana para obtener la candidatura oficial a Estado miembro de la Unión Europea, así como los reiterados mensajes del Presidente Zelenski para obtener la membresía lo antes posible. Estos días hemos venido comentando que no existe un procedimiento de adhesión acelerado o “exprés” y cada vez son más los líderes de los EEMM que se pronuncian al respecto aludiendo a que es necesario que se cumpla el procedimiento establecido en los Tratados y que llevará tiempo.

Debe subrayarse igualmente que a lo largo del mes de marzo todas las cuestiones señaladas volverán a tratarse al más alto nivel. En este sentido, las próximas fechas a marcar en el calendario europeo serán los días 21 y 22 de marzo en los que habrá sesión del Consejo de Asuntos Exteriores, y los días 24 y 25 de marzo en los que los Jefes de Estado y de Gobierno volverán a reunirse en el Consejo Europeo.

Por otro lado, en paralelo con la reunión informal del Consejo Europeo, el Ministro de Asuntos Exteriores francés Jean-Yves Le Drian ha mantenido una videollamada con su homólogo chino, el Ministro Wang Yi. Los principales temas en su agenda han sido la invasión de Rusia en Ucrania, la importancia de lograr un acuerdo que permita el regreso de Irán y Estados Unidos al acuerdo de Viena sobre la energía nuclear iraní, y la relación bilateral entre Francia y China.

Otro hecho destacable ha sido la decisión de Rusia de no seguir siendo parte del Consejo de Europa tras la suspensión de sus derechos el pasado día 25 de febrero. Además, han dado luz verde a la nacionalización de empresas extranjeras en Rusia, lo que podría suponer que algunas de las compañías que han decidido suspender sus operaciones en el país a causa de la guerra, podrían ver sus vienes enajenados en favor de una empresa estatal rusa.

Por último, como cada día, hacemos un breve repaso a la situación por frentes, que apenas ha cambiado respecto a ayer.

  • Norte: Al revés ruso en Brovary se sumaría, según el Estado Mayor ucraniano (datos sin confirmar), el retroceso de las tropas rusas debido a un ataque ucraniano, hacia los alrededores de Chernóbil, hacia Polinskyi y Volysnke, lo que podría amenazar su logística. No obstante, hay fuentes que afirman que, a pesar de lo visto en el vídeo en el que los carros rusos son atacados por la artillería ucraniana, la punta de lanza rusa estaría consolidada y apenas a cinco kilómetros de Kiev desde el este.
  • Noreste: Sin cambios de posiciones. Según apuntan algunos analistas, es probable que Rusia esté intentando dejar en segundo plano a Járkov, en favor de Sumy, ciudad que amenaza su despliegue logístico y que sería más sencilla de tomar al asalto. En los últimos días se han vivido combates intensos en los alrededores que podrían ser un intento ruso de tantear las defensas, tratando de explorar posibles puntos débiles. Por supuesto, nada de esto quiere decir que los bombardeos sobre Járkov amainen. De hecho, esta misma noche ha sido destruido el centro comercial Nikolsky.
  • Este: Sin movimientos.
  • Sur: Las tropas rusas han seguido progresando ligeramente en las direcciones apuntadas ayer, tanto al norte de Nikolayev, como al este, en dirección a Zaporyia a través de Nikopol. Se habla de hasta 17 BTGs rusos reunidos para moverse en esta dirección. El cerco de Mariupol continúa sin cambios, igual que el de Nikolayev.

Be the first to comment

Leave a Reply