Guerra de Ucrania – Día 13

Trece días de guerra ya. De una guerra que está cada vez más lejos de decidirse en el campo de batalla, aunque hoy se han producido algunos pequeños cambios de posición y el castigo sobre las ciudades ucranianas continúa. Los asuntos más relevantes, no obstante, siguen llegando del campo diplomático, con medidas como el plan de la UE para reducir su dependencia energética respecto a Rusia hasta en dos tercios antes de final de año. También con la decisión polaca de poner sus aviones de combate MiG-29 al servicio de Ucrania, en una operación que implica a los Estados Unidos.

Cuando nos acercamos ya a las dos semanas de conflicto, Rusia sigue golpeando con su artillería y su aviación las ciudades ucranianas. Hemos visto bombardeos importantes sobre Sumy, que se han saldado con decenas de muertos. Más importante aún, hemos visto combates en las calles de Mariupol, en concreto en la zona este de la ciudad, por lo que podría tratarse de un intento de los milicianos de la República Popular de Donestk por tantear las defensas ucranianas. Es más, en la ciudad han aparecido panfletos instando a los militares ucranianos que la defienden a abandonar sus puestos a cambio de su vida. Aun así, la ciudad resiste, al igual que Nikolayev, en donde cada vez son más los testimonios gráficos de los combates. Se ha especulado, incluso, con un hipotético asalto sobre Kiev en los próximos dos o tres, días, tras conocerse que Rusia continúa moviendo material pesado al este de la ciudad, en dirección sur, incluyendo carros de combate y artillería. El resto de movimiento han sido pequeños, e incluyen la toma de alguna localidad, como es el caso de Popasnaya por parte de las tropas de Lugansk.

La arena internacional sí ha estado más movida. La noticia más importante del día ha sido, sin duda alguna, el sorprendente anuncio del gobierno polaco de ceder sus viejos MiG-29 a los Estados Unidos, a cambio de que estos le hagan llegar aviones equivalentes. Tan sorpresivo, que los EE. UU. o al menos la subsecretaria de Estado, Toria Nuland, no parecía saber nada. De llevarse a cabo la operación, Polonia entregaría a los EE. UU. sus viejos MiG-29 y posteriormente los EE. UU. se los cederían a Ucrania. Sería lógica la cesión de estos aviones, ya que se trata de aparatos que están acostumbrados a utilizar y para los que podrán encontrar pilotos, tienen una doctrina de uso, personal con conocimientos para su mantenimiento, etcétera. El anuncio polaco hablaba de disponibilidad inmediata, para lo cual serían trasladados a la Base Aérea de Ramstein, en Alemania. Por de pronto, a falta de confirmación por parte de los EE. UU., que no parecen del todo dispuestos, debemos tomar todo el asunto con cautela. Lo que está claro es que, de producirse, sería una jugada redonda para Polonia, por varias razones. En primer lugar, porque previsiblemente recibiría F-16 a cambio de los MiG-29 a un precio módico. Al fin y al cabo, es el avión en el inventario de la USAF más parecido a los Fulcrum. Es decir, que Polonia se haría con aviones listos para volar y seguramente con un importante remanente de horas de vuelo a cambio de unos aparatos desfasados, homogeneizando así su flota (disponen de 48 F-16C/D) y completando el salto al material de origen estadounidense (recordemos que también han firmado la compra de 32 F-35). En cualquier caso, nos remitimos al riesgo de escalada del que hemos hablado en días anteriores, pues en ningún momento se aclara desde dónde podrían operar los MiG-29 polacos, en caso de ser entregados finalmente a Ucrania.

Hablando de entregas de armamento, hoy hemos podido ver una serie de fotografías (como la que podéis encontrar en la portada de este artículo) en las que se veía a lo que podría ser un instructor occidental, dando una clase teórica sobre el uso de los misiles NLAW a integrantes del archiconocido regimiento “Azov”, una unidad compuesta por voluntarios de extrema derecha que opera al servicio de Kiev y que poco ayuda a favorecer el relato ucraniano. Resulta evidente que Occidente prosigue suministrando no solo armamento a Ucrania, sino también otro tipo de apoyo, desde inteligencia a targeting y, si se confirma lo que se intuye en la fotografía, también entrenamiento.

Pasando a las sanciones, Japón ha anunciado que vetará las exportaciones de material relacionado con la extracción de hidrocarburos a Rusia. Este país, aunque posee algunas de las mayores reservas mundiales, especialmente de gas, tiene una importante dependencia para su extracción y procesado, de terceros países. No olvidemos que, por ejemplo, en el caso del petróleo ruso, es mucho más difícil y caro que extraer que el de otros países, como pudiera ser Arabia Saudita. Para que esto sea posible, se requieren fuertes inversiones y también tecnología punta, además de una ingeniería en concordancia. En última instancia, sin las piezas adecuadas, nada de esto es posible y ahí es en donde Japón cree que puede hacer daño a Rusia, pues algunos de sus gigantes industriales producen componentes que son auténticos cuellos de botella en el proceso de extracción y proceso de hidrocarburos.

En Europa, y conforme al calendario previsto, la Comisión Europea ha dado a conocer hoy su segunda comunicación sobre energía bajo el título “RePowerEU: acción europea conjunta por una energía más asequible, segura y sostenible”. El sector energético ha sido uno de los grandes pilares al diseñar las sanciones de la Unión Europea a Rusia precisamente por la dependencia de las exportaciones rusas.

En línea también con el Pacto Verde (Green Deal), la Comisión Europea articula esta estrategia con la intención de que Europa sea independiente de los combustibles rusos “mucho antes de 2030”. No obstante, se espera que a través de las medidas propuestas antes de finales de año se pueda reducir la demanda de gas ruso de la UE en dos tercios y, así, prepararnos para el próximo invierno.

En particular, las principales medidas son las siguientes:

1) diversificar lo proveedores de gas;

2) aumentar el empleo de gases renovables;

3) sustituir el gas en la calefacción y generación de electricidad

Como ayer mismo señalaba Von der Leyen, una pata importante de esta nueva estrategia está dirigida a los consumidores y empresas. Se ofrecerán medidas para ayudarles a enfrentar el aumento en los precios de la energía y también prepararse para el próximo invierno. De un lado, la Comisión ha ofrecido hoy a los Estados miembros orientaciones adicionales relacionadas con la regulación de los precios para los consumidores. De otro, articular el apoyo a corto plazo a las empresas afectadas directamente por el incremento en el precio de la energía a través de ayudas estatales.

Debe subrayarse también que la Comisión Europea se ha propuesto presentar una propuesta legislativa como muy tarde en el mes de abril con el objetivo de garantizar que el almacenamiento subterráneo de gas alcance un mínimo del 90% de su capacidad para el 1 de octubre de cada año.

Al otro lado del Atlántico también el presidente Biden ha anunciado la prohibición de todas las exportaciones de gas y petróleo ruso. También el Reino Unido ha manifestado que dejarán de depender del petróleo ruso a lo largo de este año 2022 de conformidad con su “paquete severo de sanciones internacionales”.

Hoy también ha tenido lugar la bienvenida del Grupo de Visegrado en Londres, así como reuniones entre Boris Johnson y el Primer Ministro canadiense y también el homólogo holandés.

Por otro lado, si ayer comentamos el posible papel de China como mediadora en este conflicto, lo manifestado por su Ministro de Asuntos Exteriores Wang Yi y su conversación telefónica con el Alto Representante, hoy debemos hablar de su Presidente. En este sentido, Xi Jinping ha mantenido una reunión mediante videollamada con sus homólogos francés y alemán.

En esta reunión el presidente chino habría pedido “contención máxima” en Ucrania y también habría tratado de fomentar el diálogo pacífico en línea con lo que hemos venido recogiendo en reportes anteriores. Por supuesto, Macron y Scholz siguen tratando de impulsar la vía diplomática para que precisamente ambas partes puedan llegar a un acuerdo.

Por último, siguen sumándose empresas a la suspensión de operaciones en Rusia. Hoy hemos sabido que McDonald’s cerrará todos sus restaurantes en Rusia y que Pepsico, empresa propietaria de Pepsi, 7up o Mirinda hará lo propio.

Los líderes europeos ponen el foco en la creación de corredores humanitarios seguros que permitan tanto la evacuación de civiles como a entrega de ayuda humanitaria. Por el momento, la evacuación no está exenta de incidentes y apenas unas miles de personas habrían poddido salir de las respecto de las ciudades de Irpin y Sumy.

A este respecto, Naciones Unidas cifra ya el número de personas desplazadas desde que se inició el conflicto en 2 millones. Como señala la Organización, y también líderes de la Unión Europea en especial, estamos manejando cifras que no se veían desde la Segunda Guerra Mundial.

El presidente Michel por su parte ha mantenido hoy una conversación telefónica con el Primer Ministro de Pakistán y también ha enviado la carta de invitación a los 27 Jefes de Estado y de Gobierno para la reunión informal del Consejo Europeo programada para los días 10 y 11 de marzo. Por el momento, tres puntos marcarán la agenda en relación con la agresión a Ucrania:

1) reforzar las capacidades de defensa;

2) reducir la dependencia energética;

3) construir una base económica más sólida

Pasando, como cada día, al apartado militar, cabe destacar que hemos tenido confirmación del hundimiento del patrullero ucraniano «Sloviansk» (puede que en una de las acciones de los primeros días de la guerra, aunque la confirmación haya llegado ahora). También se han reportado daños en un patrullero ruso por fuego de MLRS, en concreto del «Vasily Bykov». Por frentes, la situación está hoy como sigue:

  • Norte: Se han seguido produciendo bombardeos en ciudades como Chernígov. En Zytomyr, al oeste e Kiev, se ha producido un gran incendio en los depósitos de combustible al norte de la ciudad, aunque es posible que sea una noticia repetida o haya cierta confusión al respecto. En otro orden de cosas, hay noticias que hablan de cómo el cerco de Kiev por el oeste y el suroeste estaría progresando, aunque lentamente, tras la movilización de unidades pesadas y artillería rusa hacia esta zona. Allanado el camino tras los combates en lugares como Irpin, hay quien aventura que estamos ante el preludio de un asalto a la ciudad en las próximas 72/96 horas. En nuestra opinión, dado el nivel de atrición ruso y la experiencia de asaltos anteriores, vemos difícil que Moscú se lance a semejante aventura. Aun así, nada es descartable y podría ser una forma de buscar una salida a una situación que parece estancada y que, a cada día que pasa, aumenta el coste en vidas para Ucrania, así como la destrucción, pero también el impacto sobre la economía y la imagen internacional de Rusia.
  • Noreste: Sin cambios. Se han seguido produciendo importantes bombardeos sobre Járkov y Sumy, que han segado la vida de decenas de personas. Con todo, no hay movimientos de posiciones y tampoco nada que aventure un próximo asalto a estas ciudades.
  • Este: Los combatientes de la autoproclamada República Popular de Lugansk habrían entrado en la mayor parte de los pueblos al norte de Severodonests aprovechando lo que parece ser una retirada ordenada de las tropas ucranianas con la intención de no ser embolsado. De especial importancia sería la toma de Popasna, un importante nudo ferroviario, anunciada hoy.
  • Sur: Se habría combatido a lo largo de la mañana en Mariupol, en el sector este de la ciudad, incluso en zonas tan al interior de la misma como es la Avenida de la Victoria, aunque no hay por el momento testimonio gráfico que permita evaluar la gravedad de los mismos. En Nikolayev, o más bien en sus inmediaciones, han seguido los combates, resistiendo por ahora los ucranianos en el aeropuerto.

Be the first to comment

Leave a Reply