Blindados Ligeros Multipropósito

El éxito de un concepto

Los blindados ligeros multipropósito son los vehículos militares más comunes -obviando los VLTT y los camiones, por supuesto-. Desde la mesa de diseño han sido pensados para, con escasas modificaciones, poder ser adaptados a múltiples tareas. Según algunos estudios, sólo en la próxima década, sus fabricantes se repartirán un mercado de más de 100.000 millones de euros. Dado el volumen de dinero que mueven programas como el estadounidense JLTV, no parece en absoluto descabellado, máxime cuando no dejan de desarrollarse variantes, a cada cual más sorprendente. Sin embargo, el mercado es muchísimo más amplio de lo que cabría suponer, con docenas de fabricantes de numerosos países luchando por hacerse con una parte de este jugoso pastel. En las próximas líneas haremos un repaso lo más amplio posible de las posibilidades que la industria ofrece.

Al principio del trabajo, se citan los antecedentes de los vehículos ligeros multipropósito o multiuso, desde los modelos todoterreno, hasta la aparición de los de alta movilidad como el HMMWV, cuyo nombre ya incluía el apelativo de multipropósito. Posteriormente, citamos las necesidades que dieron lugar al nacimiento de los MRAP, del interino M-ATV y, finalmente, del JLTV que es, sin lugar a dudas, el blindado ligero multipropósito o BLMP más emblemático de los actualmente en servicio. Por último, hacemos un breve recorrido por los principales países que producen este tipo de blindados ligeros citando, como mera anécdota, algunas de sus características más destacadas.

Antes de meternos de lleno en el tema principal de este trabajo, intentaremos describir, aunque sea de forma somera, lo que son los BLMP o Blindados Ligeros Multipropósito o Multiuso, como también son denominados, centrándonos en sus principales características y citando, a continuación, sus antecedentes y algunos de los modelos más representativos actuales

Realmente, el hecho de que un vehículo sea definido como multipropósito, no debe hacernos pensar que sirve para desarrollar todo tipo de misiones, sin necesidad de someterlo a ninguna modificación, sino que ha sido diseñado de manera muy versátil, de forma que permita realizar versiones diferentes con gran facilidad y rapidez, como transportes de personal, puesto de mando, ambulancia, seguridad, enlace, protección, reconocimiento, defensa antiaérea, cazacarros, etc.

Sin lugar a dudas, el Hummer puede ser considerado el primer vehículo multipropósito, del que fueron desarrolladas una gran cantidad de versiones.

Nacimiento del HMMWV, el primer vehículo multipropósito moderno

En los años 80, después de treinta años de excelentes servicios de los vehículos utilitarios Willys y Jeep, el US Army decidió dotarse de un tipo de vehículo de superiores prestaciones, especialmente en el apartado de la movilidad. Así, en 1983, fue convocado el concurso del nuevo HMMWV (High Mobility Multipurpose Wheeled Vehicle), también conocido como Humvee y que, con un mínimo de 15 versiones, debería sustituir a los ya anticuados Jeep, en un período de 5 años. Poco después, la cifra total fue aumentada hasta los 70.000 ejemplares, convirtiéndose así en el mayor contrato de vehículos tácticos sobre ruedas firmado por el Ejército norteamericano hasta entonces.

El citado concurso fue ganado por el novedoso Hummer (Hight Utility Maximum Mobility Easy Rider) de la serie M998 de AM General, que superó con creces el duro plan de pruebas al que fue sometido, recorriendo un total de 600.000 millas en todo tipo de condiciones de combate (zonas rocosas, desierto con grandes dunas de arena, territorio ártico, con agua y nieve, etc). Terminadas las pruebas, los técnicos del Ejército admitieron que, tanto en fiabilidad como en facilidad de mantenimiento y, desde luego, en movilidad, el Hummer había demostrado estar muy por encima de las exigencias iniciales. Por otra parte, a lo largo del tiempo, quedó claro que poseía una excelente versatilidad, de manera que las 15 configuraciones previstas (finalmente realizaron muchas más), que incluían modelos de transporte de tropas, portadores de armas, ambulancia, reconocimiento, etc, compartían una gran cantidad de elementos (chasis, motor, transmisión, suspensión, frenos…), al tiempo que permitieron el desarrollo de otras muchas variantes, lo que siempre es muy positivo desde el punto de vista logístico. Además, el hecho de incluir un sistema de mantenimiento muy simple, alargaba el ciclo de vida operativo.

También desarrollaron otras dos versiones algo más pequeñas, que dieron lugar a varios modelos civiles. En resumen, el Hummer, que aún es construido en ciertas variantes para los mercados internacionales, presta servicios en más de 40 Ejércitos de todo el mundo, siendo construido bajo licencia en China, en diversos modelos como el EQ 2050, derivado directamente del HMMWV H1, los blindados CSK 131 y CSK 141, el diseñado para exportación CS/VN 11 e, incluso, el EQ 2101 de configuración 6×6. Además, su diseño ha servido de inspiración para otros muchos vehículos de diversos países de todo el mundo.

Ante la gran vulnerabilidad demostrada por el vehículo en Iraq, durante la primera guerra del Golfo, fueron diseñados varios kits de protección, a base de planchas de coraza de acero o compuestas adosadas, así como cristales y parabrisas blindados; sin embargo, a la hora de la verdad, no cumplieron los requisitos exigidos. Ello obligó, más tarde, al desarrollo de los denominados MRAP o vehículos resistentes a las minas y protegidos contra emboscadas, a los que dedicaremos un futuro trabajo en Ejércitos. Así mismo, los programas JLTV (Joint Light Tactical Vehicle) y CTV ( Combat Tactical Vehicle)[1] se vieron enormemente favorecidos, si bien, finalmente fueron reunidos en el actual JLTV.

Un HMMWV en la batalla de Náyaf. Este vehículo, con sucesivas modificaciones, ha demostrado sus bondades (y limitaciones) durante décadas.

Desarrollo del blindado interino M-ATV

Los MRAP aparecieron a petición de la Infantería de Marina norteamericana, que vio la necesidad de proteger sus fuerzas desplegadas en Irak frente a los ataques con minas, lanzagranadas tipo RPG y cargas explosivas improvisadas o IED en un primer momento y, más tarde, ante los potentes Penetradores Formados por Explosión o EFP. A pesar del incontestable éxito cosechado por estos ingenios[2], su empleo en Afganistán puso de manifiesto que su escasa estabilidad, consecuencia de su elevada altura, los hacía muy propensos a volcar circulando por caminos deficientes o por todo terreno.

De hecho, según el Centro de Lecciones Aprendidas del USMC, de los 66 accidentes producidos entre noviembre de 2007 y julio de 2008, 40 fueron causados por el mal estado de los caminos, puentes débiles y fallos de los conductores. Además, esos accidentes produjeron numerosos heridos y, en un caso concreto, fallecieron cinco soldados ahogados, tras precipitarse el vehículo dentro de un canal con agua. Para paliar estos problemas, estudiaron diferentes medidas para aumentar la destreza de los conductores (simuladores, pistas de conducción…), así como exigir el uso sin excusas de los cinturones de seguridad, introducir mejoras en los asientos y equipos individuales, etc. Pero, sobre todo, las unidades desplegadas en la zona, lo que pidieron de forma insistente, era el envío de vehículos más ligeros y pequeños que los MRAP, con su mismo grado de protección pero con una movilidad muy superior.

En una palabra, lo que pedía el Cuerpo de Marines era una especie de MRAP ligeros, pero con mayor facilidad para moverse por terrenos difíciles, es decir, unos Blindados Ligeros Multipropósito BLMP, dado que, en aquella época, estaba previsto que los programas JLTV y CTV, encaminados a buscar sustitutos del Hummer, no estarían finalizados antes de 2012[3]. En consecuencia, el Pentágono decidió, a finales de 2008, lanzar un concurso para el desarrollo urgente de un vehículo interino denominado M-ATV (MRAP-All Terrain Vehicle). La petición inicial sería de 372 vehículos, probablemente aumentada hasta los 2.080, y con expectativas de fabricar hasta un total de 10.000.

En líneas generales, debería poseer las siguientes características: Más ligero y maniobrable que los MRAP pero con su mismo nivel de protección, contra todo tipo de amenazas; capacidad de vadeo mínima de 1,5 metros sin ninguna preparación; mucho más silencioso que cualquiera de los MRAP en servicio; posibilidad de circular, al menos durante 1 km, después de recibir un impacto de 7,62 mm que le produzca pérdidas de aceite, carburante o líquido refrigerante; equipado con neumáticos run-flat capaces de circular de 30 a 50 millas a 30 km/h, después de sufrir múltiples impactos en dos de las ruedas; debería incluir equipo de navegación (DAGR), radio-comunicaciones (SINCGARS), interfonía, mando y control (FBCB2), ayuda a la conducción, dos cámaras traseras de conducción Check-6, inhibidores contra IED, focos de luz orientables que cubrieran los 360º para detectar cargas explosivas, equipo de limpieza de carreteras tipo Rhino y rodillos Sparks, detector de francotiradores Boomerang, estación de armas de control remoto CROWS II, y generador de 500 amperios. Además, debería contar con un kits de reparaciones rápidas, que posibilitara recuperar vehículos con graves daños producidos por minas o IED.

Tras un exhaustivo plan de pruebas al que fueron sometidos los prototipos presentados, en Junio de 2009, fue dado a conocer que el ganador del concurso era el modelo de la firma Oshkosh, hacíéndose un primer pedido de 2.244 vehículos por 1.056 M$, cifra que llegó a alcanzar los 8.079 ejemplares cuando finalizó la producción en mayo de 2010.

Como dato de interés, citaremos que, en la exposición AUSA 2010, Oshkosh presentó dos variantes del M-ATV, una ambulancia y un modelo utilitario y de carga, ofreciendo así mismo otras versiones de transporte de personal, puesto de mando, mantenimiento, etc.

Los datos más importantes del M-ATV son:  Tripulación, 4+1; peso en combate, 14,7 t; carga máxima, 1,8 t; motor, Caterpillar C7, diésel, de 370 cv; transmisión, automática Allison 3500SP; suspensión, independiente Oshkosh TAK-4; v. máxima, 110 km/h; autonomía, 500 km (cargado); armamento, RCWS tipo CROWS II o lanzamisiles TOW (otras armas opcionales); v. max., 105 km/h; pendiente, 60%; peralte, 40%; vadeo, 1,50 m (sin preparación).

El M-ATV dispone de una versión ambulancia que, sin embargo, no ha sido aprobada para su sucesor.
Comparaciones entre el Hummer y el M-ATV (arriba) y el L-ATV.

Programa del Blindado Ligero Multipropósito JLTV

Aunque el JLTV sea, con total seguridad, el vehículo más conocido y característico de esta nueva categoría de blindados, lo cierto es que ni fue el primero en ser desarrollado ni, desde luego, es el único, como ya veremos más adelante; si bien, lo cierto es que ha alcanzado un enorme prestigio en los últimos años. De hecho, aparte del Ejército y la Infantería de Marina norteamericanos, ya ha sido adquirido por 5 Ejércitos de todo el mundo, existiendo algunos más interesados en su compra.

Los primeros diseños del JLTV datan de 2005, aunque no fueron aceptados hasta unos años más tarde. Ya en 2011, la firma Oshkosh presentó su L-ATV (Light All-Terrain Vehicle) que, a la postre, fue el ganador del concurso. Para ello, tuvo que enfrentarse a los modelos de dos consorcios de empresas liderados por AM General y Lockheed Martin, cada uno de los cuales tuvo que entregar 22 prototipos en agosto de 2013. Tras un largo y completo plan de pruebas, en 2015, fue anunciado el ganador y firmaron un contrato inicial por 5.500 vehículos para la Infantería de Marina y 55.000 para el Ejército.

El JLTV actual dispone de tres plataformas de vehículos básicos, con 4 variantes, a saber:

  • Modelo utilitario M1279 (JLTV-UTL, Utility).
  • Portador de armas de combate próximo M1281 (JLTV-CCWC, Close Combat Weapons Carrier).
  • De uso general M1280 (JLTV-GP, General Purpose ) y portador de armas pesadasM1278 (Heavy Guns Carrier). 

Mientras que la plataforma utilitaria es de dos puertas, las otras dos tienen cuatro, habiéndose desarrollado asimismo el remolque JLTV-T, que puede usarse con cualquier plataforma. Por otra parte, en 2017, se informó de la existencia de un kit para conformar el modelo provisional de reconocimiento ligero JLTV-RV. Sin embargo, la ambulancia diseñada por Oshkosh a partir de la plataforma utilitaria, que fue presentada en 2019 y tiene capacidad para 8 heridos sentados o 4 en camilla, no ha sido incluida como variante del JLTV.

Aparte de las numerosas versiones diseñadas hasta la fecha, armadas con ametralladoras de todas las categorías, lanzagranadas automáticos, lanzamisiles contracarro y antiaéreos, etc, montados en diferentes soportes e, incluso, torres o RCWS[4], además de lanza-artificios de diferentes tipos, el USMC ha probado una versión robotizada, dentro del programa NMESIS, dotada de un sistema de misiles Naval Strike, al tiempo que también contrató con la empresa noruega Kongsberg, la calificación de la RCWS M914 armada con un cañón de 30 mm, una ametralladora de 7,62 mm y lanzamisiles Stinger. Otros sistemas de armas testados hasta la fecha han sido un lanzamisiles antiaéreo de corto alcance y otro contracarro con cuatro lanzadores de misiles Hellfire, de la firma Boeing e, incluso, un sistema compacto de armas láser, de la misma empresa, y un sistema de protección activa Trophy, de Rafael.

A pesar de que el aspecto del L-ATV es muy parecido al de su antecesor, el M-ATV, lo cierto es que se trata de dos blindados de distintas categorías, ya que su peso es muy inferior, prácticamente la tercera parte (4,7 frente a 14,7 t), por lo que, en líneas generales, mientras que el L-ATV cabe considerarlo un blindado ligero multipropósito, el M-ATV es un MRAP de tipo medio.

Sus datos más característicos son: Tripulación, 4+1; peso combate, de 4,7 a 12 t (con kit de protección B); carga máxima, 1,6 y 2,3 t (versiones con 4 y 2 puertas, respectivamente); motor, Gale Banks Engineering 866T, diésel de 340 cv (opcional motor híbrido); transmisión, automática Allison 2500SP, de 6 velocidades; suspensión, independiente Oshkosh TAK-4i (inteligente); v. máxima, 110 km/h; autonomía, 500 km (cargado); armamento, numerosas opciones disponibles; pendiente, 60%; peralte, 40%; vadeo, 1,50 m (sin preparación).

A continuación, vamos a exponer las características que, desde nuestro punto de vista, deben poseer los blindados ligeros multipropósito, pero sin olvidar que, otros autores, pueden tener opiniones muy diferentes. De hecho, en el mundo de los blindados existen grandes disparidades a la hora de definir los tipos de vehículos. Como ejemplo, citaremos la descripción de los carros ligeros que, para ciertos expertos e, incluso, fabricantes, muchos de ellos[5] son realmente cazacarros o vehículos de apoyos de fuego, por citar un caso sobradamente conocido.

Algunos de los prototipos probados durante el programa JLTV.
Pocos programas de blindados han contado con más recursos que el del JLTV.

Características de los Blindados Ligeros Multipropósito

Partiendo de la base de que un blindado ligero multipropósito debe disponer de una gran versatilidad, es decir, que pueda servir de base para el desarrollo de una cierta cantidad de versiones, con el menor número posible de modificaciones y con un mínimo esfuerzo y bajo coste, podremos concluir que deberá presentar las siguientes características:

  • Disponer de una mecánica contrastada, a base de un potente motor[6], transmisión preferiblemente automática y el resto de elementos (dirección, frenos, suspensión, diferenciales autoblocantes…), a ser posible de series ya construidas y operativas, es decir, que sean equipos COTS (Commercial Off-The-Shelf). Además, deberán integrar un sistema de autotest para facilitar las operaciones de mantenimiento y reparaciones.
  • Incorporar modernos equipos de inflado central de los neumáticos (CTIS), ruedas de tipo impinchable o runflat, antiexplosiones y contraincendios de funcionamiento automático, visión diurna / nocturna para conducción delantera y trasera, navegadores y/o GPS, etc.
  • Protección básica y coraza adicional a base de planchas de acero y/o coraza compuesta, con posibilidad de ser sustituidas en el futuro por otras más eficaces; medidas contra minas, IED, EFP, etc, incluyendo asientos suspendidos con cinturones de seguridad de gran resistencia, suelo reforzado, spall liners, etc. Como norma general, la mayor parte de modelos incorporan una célula o cabina blindada para el personal, similar a la que montan una buena parte de los MRAP[7]. Por otra parte, cada día están incluyendo nuevos equipos de protección activa, detectores de alerta electromagnética, lanza-artificios de nueva generación, detectores de disparos, sistemas antiexplosiones y contraincendios, etc.
  • El peso y dimensiones del vehículo deben permitir su aerotransporte en los aviones disponibles (sobre todo el C-130 Hercules y el Airbus A400, en los países occidentales) y en helicópteros como el Chinook, por ejemplo. Por otra parte, en su diseño deberá tenerse muy en cuenta la posibilidad de su crecimiento futuro[8], así como la capacidad para instalar equipos adicionales como protección activa, inhibidores o perturbadores, transmisiones adicionales, detectores de disparos, conjuntos de visión y sensores, etc.
  • Por último, está claro que debe ofrecer la posibilidad de montar diferentes tipos de armas en soportes sencillos, torres o RCWS, necesarias para desarrollar las versiones previstas, como pueden ser: transporte de personal, puesto de mando, reconocimiento, cazacarros, defensa antiaérea, ambulancia, seguridad, apoyos de fuego, etc. 

En resumen, podemos afirmar que estos vehículos deben disponer de un blindaje moderno que, siendo bastante ligero, les proporcione una aceptable protección tanto balística como frente a toda clase de artefactos explosivos como minas, explosivos improvisados IED y proyectiles o penetradores formados por explosión EFP, tan utilizados en los últimos años en todas las operaciones de tipo asimétrico. A pesar de todo, su peso total debe ser inferior a 15 o 16 toneladas, de las que 1,5 a 3 corresponden a la carga, al tiempo que su motor debe proveerlo de una potencia proporcionalmente muy superior a la de otros blindados de categorías superiores. Como ejemplo muy fácil de entender, el citado M-ATV, cuyo peso es de unas 14,7 t, está propulsado por un motor de 370 cv, mientras que el motor del L-ATV, mucho más liviano, dispone de unos 340 cv.

Una de las características básicas de los BLMP es la posibilidad de transportarlos en aviones y helicópteros de transporte, bien como carga interna o externa.
Versión antidrones de la familia JLTV (arriba) y con el remolque homologado.

El resto de este artículo está disponible solo para suscriptores

Si todavía no estás suscrito, aprovecha nuestra oferta


1 Comment

  1. Gran artículo mi Coronel……Es curioso ninguno tenga transmisión SAPA de la que usted es gran fan……Un saludo y el próximo que sea sobre el Pizarro y sus nuevas versiones de Ascod

Leave a Reply