Historia del Leopard 2 en España (I)

Primera parte: La decisión (1993-1996)

El Leopard 2E, con sus futuras actualizaciones, seguirá siendo el sistema más contundente del arma acorazada durante mucho tiempo. Foto - Ministerio de Defensa.

Historia del Leopard 2 en
España (I)

La decisión (1993-1996)

Coronel de Caballería (r) Antonio J. Candil Muñóz

«Las naciones deben disponer de ejércitos eficientes, capaces de enfrentarse al enemigo en el exterior; de lo contrario, deberán prever que tendrán que enfrentarse al adversario sobre suelo propio.»

Sir Arthur Wellesley, Duque de Wellington

Durante nueve años fui director del programa del carro de combate Leopard 2 para el Ejército de Tierra, y como el general Luis Alejandre –en junio de 2004, en su calidad de Jefe del Estado Mayor del Ejército-, le dijo al ministro Bono delante de mí, quemé mi carrera militar en aras de una ilusión, y con el convencimiento de estar haciendo lo necesario en pro del beneficio del Ejército, y por ende del conjunto nacional, en el marco de su seguridad y defensa. Ahora es el momento de ordenar las ideas y de repasar lo logrado, pero también los errores, con la esperanza de que no vuelvan a repetirse en futuros programas. Dedico este texto a todos mis subordinados y colaboradores en el Programa, el mejor equipo humano que he tenido el honor de dirigir…

(Continúa…) Estimado lector, este artículo es exclusivo para usuarios de pago. Si desea acceder al texto completo, puede suscribirse a Revista Ejércitos aprovechando nuestra oferta para nuevos suscriptores a través del siguiente enlace.

 


Las opiniones expresadas en este documento son responsabilidad exclusiva de los autores y no representan necesariamente la posición oficial Ejércitos.

Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier medio sin licencia otorgada por la editorial. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la editorial.


 

5 Comments

Leave a Reply