Santa Bárbara Sistemas propone crear una nueva sociedad junto a Indra y SAPA para el programa VCR 8×8

El Ministerio de Defensa todavía ha de decidir si opta por un concurso abierto, al que puedan presentarse otras candidaturas o si vuelve a elegir a SBS, Indra y SAPA.

  • La filial española de General Dynamics European Land Systems (GDELS) ha trasladado al Ejército de Tierra y al Ministerio de Defensa su intención de seguir colaborando con sus antiguos socios.
  • También habría aceptado mantener el mismo techo de gasto y número de vehículos a fabricar que en el contrato declarado desierto semanas atrás.
  • El Ministerio de Defensa todavía ha de decidir si opta por un concurso abierto, al que puedan presentarse otras candidaturas o si vuelve a elegir a SBS, Indra y SAPA.

Santa Bárbara Sistemas, la filial española de General Dynamics European Land Systems (GDELS) y miembro, junto con SAPA e Indra de la UTE elegida para el programa VCR 8×8 hasta que el contrato de la Fase II (Producción) fuese declarado desierto, ha hecho saber al Ministerio de Defensa y al Ejército de Tierra que su intención es la de mantener el acuerdo que le une a sus socios. Además, también habría planteado la posibilidad de crear una sociedad específica para la gestión y exportación del programa, al modo de ARTEC respecto al Boxer germano, participada por KMW y Rheinmetall.

Por otra parte, SBS aceptaría mantener tanto el techo de gasto como el número de vehículos a fabricar (2.083,2 millones de euros y 348 blindados para esta fase), aunque no ha aclarado cómo piensa corregir algunos de los problemas que llevaron a declarar el contrato como desierto. Estos se referían por una parte a aspectos técnicos y por otro, económicos. En concreto, según las explicaciones del Ministerio de Defensa, la propuesta de la UTE fue rechazada ya que:

«Desde el punto de vista técnico, el alcance del suministro ofertado es inferior al requerido en el expediente dentro del Presupuesto Base de Licitación y la oferta no acredita la aceptación sin condiciones de los requisitos del Pliego de Prescripciones Técnicas».

Por otra parte, respecto al Plan de Gestión de Ingeniería de Sistemas, los técnicos ministeriales han concluido que la propuesta:

«No cumple con lo requerido en el citado pliego, desviándose de los plazos de ejecución requeridos, del número de prototipos y vehículos de serie y preserie y del orden de fabricación de las diferentes configuraciones para alcanzar la capacidad operativa inicial y la final requeridas, por lo que la oficina de programa VCR 8X8 propone el rechazo de la oferta».

Más allá de cumplir con la parte económica y la técnica, está también el espinoso asunto de la propiedad intelectual y es que hasta el momento el Estado ha invertido 92 millones de euros en el desarrollo de este blindado y algunas de sus tecnologías asociadas, por lo que se pretende por una parte que sea un producto íntegramente español y, por otra, que sea exportable en el futuro.

Es ahí en donde entra la propuesta de SBS de crear una sociedad específica junto a SAPA e Indra, lo que permitiría, según personal de la empresa, preservar las capacidades tecnológicas e industriales nacionales que busca el programa. De hecho, SBS sigue manteniendo que la suya es la única propuesta que tiene la «capacidad industrial suficiente para atender el objeto del contrato», razón por la que fuera elegida anteriormente para su desarrollo.

De hecho, esta convicción fue expresada en el comunicado que la empresa envió a la prensa a finales de diciembre y que decía lo siguiente.

«El pasado mes de octubre y a petición del Ministerio de Defensa español, GDELS-Santa Bárbara Sistemas presentó una oferta para la fabricación de la serie del VCR 8×8 que respondía a las peticiones técnicas recogidas en el pliego de condiciones y a los requisitos económicos y que exigía el empleo de soluciones técnicas de proveedores nacionales pendientes de maduración, derivadas de los programas tecnológicos.

La oferta estaba avalada por la extensa experiencia que tiene la compañía en el diseño y fabricación de vehículos blindados de ruedas y cadenas, y en los más de 11.000 vehículos Piraña y sus variantes contratados en muchos países a través de procesos competitivos y desplegados en todo tipo de operaciones.

No ha habido incumplimiento de Santa Bárbara Sistemas porque no hay contrato. Solo una petición de oferta. No se puede afirmar, por tanto, que Santa Bárbara Sistemas se haya echado atrás. Ha presentado una oferta que respondía a las peticiones técnicas recogidas en el pliego de condiciones y a los requisitos económicos y que ha sido rechazada. Entendemos que se trata de un problema de presupuesto insuficiente para cubrir el alcance y las soluciones definidas en los pliegos.

Santa Bárbara Sistemas sigue y seguirá buscando alternativas para lograr el  contrato VCR 8×8 y está preparada para garantizar la oferta más competitiva posible en cualquier licitación.

Las autoridades españolas tienen distintas opciones y no es imprescindible que sea una licitación pública porque ello, como poco, alargaría los plazos de ejecución. En cualquier caso, Santa Bárbara Sistemas trabajará para presentar la mejor alternativa que permitan dar respuesta a la necesidad del Ejército de Tierra español de contar con vehículos 8×8 modernos y protegidos dentro del marco presupuestario del Ministerio de Defensa español».

Los 8×8 son el programa más importante para el futuro del Ejército de Tierra, que lo ha venido gestionando desde hace más de una década. Con él se busca un relevo para los BMR, VEC, Lince, TOA y VCZ, por lo que independientemente de la empresa o empresas elegidas para su fabricación y de la forma en la que se configure el futuro contrato, es un programa irrenunciable.

Mientras tanto el Ministerio de Defensa, encabezado por Margarita Robles tiene sobre la mesa diferentes opciones a la hora volver a sacar a licitación la fabricación de los blindados, aunque la primera opción, como ya declarara la ministra, pasa por las tres empresas españolas citadas a la espera de si finalmente se convoca un concurso abierto o no.

Be the first to comment

Leave a Reply