Francia pone a flote el primer submarino nuclear de la clase Barracuda

Hasta el momento el Suffren estaba en el dique seco, después de haber sido trasladado allí desde la nave en la que había sido construido el pasado mes de agosto

  • Se trata de la primera ocasión en la que este submarino nuclear de ataque flota libremente, después de que el dique que lo contenía fuese inundado.
  • Hasta el momento el Suffren estaba en el dique seco, después de haber sido trasladado allí desde la nave en la que había sido construido el pasado mes de agosto.
  • El reactor nuclear fue puesto en marcha en diciembre y se espera que las pruebas de mar comiencen en las próximas semanas tras comprobarse la estanqueidad.

El primer submarino de ataque de propulsión nuclear de la nueva clase Barracuda para la Marine Nationale francesa acaba de alcanzar un nuevo hito al flotar por primera vez. Para ser exactos, ha realizado su primera prueba de flotación estática, previa a la inmersión estática que se llevará a cabo en los próximos días en la zona de Cherburgo, para comprobar la estanqueidad del conjunto y el funcionamiento de los tanques de lastre.

El Suffren fue presentado al público oficialmente durante una ceremonia de botadura simbólica el pasado 12 de julio de 2019. Luego fue «botado» desde la plataforma en que Naval Group lo había estado construyendo y depositado en un dique seco que se inundó parcialmente el 1 de agosto.

El siguiente gran evento fue la puesta en marcha del reactor nuclear, algo que tuvo lugar en diciembre de 2019. Una vez se ha comprobado su flotabilidad y se logre certificar su estanqueidad en los próximos días realizando una inmersión estática, el submarino estará ya listo para comenzar sus pruebas de mar a lo largo del primer trimestre de 2020.

Estas se realizarán en primer lugar alrededor de Cherburgo (inmersión estática), luego en la zona de Brest (para pruebas de inmersión profunda) y finalmente en la zona de Toulon (a finales de verano/principios de otoño de 2020) en donde se podrán comprobar los sistemas de armas.

Superadas todas estas pruebas, será entregado a la Marine Nationale a finales de este año. De hecho, su tripulación ya ha sido formada y está a la espera de poder operar con el que será el submarino más moderno de la flota.

La clase Barracuda ha sido diseñada para reemplazar a la clase Rubis, actualmente en servicio con la Marine Nationale. La empresa Naval Group es quien se encarga de todo lo relacionado con la construcción de esta serie de submarinos, incluyendo el diseño, el montaje y el sistema de combate. También fabrica los principales componentes de su reactor nuclear.

Con un desplazamiento en superficie de 4.700 toneladas (5.300 en inmersión) para una eslora de 99 metros y una manga de 8,8 metros, el Suffren podrá alcanzar profundidades superiores a los 350 metros y disfrutará de una disponibilidad envidiable de 270 días por año.

Entre su armamento contará con misiles de crucero, torpedos pesados guiados por cable F21, misiles antibuque Exocet SM39 y la posibilidad de lanzar minas navales. Con una tripulación de apenas 65 miembros, tendrá espacio de sobra para un grupo de hasta 15 operativos de operaciones especiales.

Be the first to comment

Leave a Reply