Rusia logra el primer contrato de exportación para el Mi-38T

Diversos medios llevan meses especulando con la posibilidad que Perú adquiera estos helicópteros de transporte, pensados para operar en cualquier tipo de condición

  • Todavía no ha trascendido ni la identidad del cliente, ni el número de unidades contratadas.
  • Diversos medios llevan meses especulando con la posibilidad que Perú adquiera estos helicópteros de transporte, pensados para operar en cualquier tipo de condición.
  • El primer vuelo de esta aeronave tuvo lugar a finales de 2018 y la primera unidad ya ha entrado en servicio con las Fuerzas Armadas Rusas.

Rusia ha logrado el primer contrato para la exportación de su helicóptero de transporte más moderno, el Mi-38T, un aparato polivalente pensado para operar en todo tipo de condiciones y que viene a sustituir a los antiguos Mi-8 y Mi-17.

Por el momento no ha trascendido ni la identidad del cliente, ni el número de unidades contratadas, aunque diversos medios llevan meses especulando con la posibilidad que Perú adquiera estos helicópteros y es posible que finalmente haya sido el primer país en hacerse con la variante militar del Mi-38 civil.

El primer vuelo de esta aeronave tuvo lugar a finales de 2018 y las primeras unidades ya han entrado en servicio con las Fuerzas Armadas Rusas. En concreto, se han recibido hasta el momento dos aparatos que serán utilizados para pruebas previas a la llegada de la quincena de unidades que contempla el primer contrato firmado entre el Ministerio de Defensa ruso y la Planta de Helicópteros de Kazan, en donde se fabrica.

No obstante, dada la necesidad de dar de baja modelos previos, se espera que en los próximos años los pedidos aumenten hasta sumar centenares de unidades, convirtiéndose en una de las columnas vertebrales de las Fuerzas Armadas rusas.

El helicóptero Mi-38T es un derivado del Mi-38 civil, un aparato diseñado para sustituir a los Mi-8 y Mi-17 y que incorpora en su construcción materiales compuestos además de nuevos sistemas de navegación y motores. Después de un larguísimo desarrollo (su primer vuelo se produjo en 2003) y de numerosos problemas, el aparato desarrollado por Euromil, un consorcio formado por la Planta de Helicópteros de Kazan y Eurocopter en tiempos en los que la relación era menos tensa, fue certificado en 2015 y ahora intenta lograr contratos internacionales presentándose en las principales ferias de aviación.

A diferencia de la variante civil, la militar incorpora características propias como la capacidad de instalar un módulo médico, de contar con depósitos adicionales o con un tren de aterrizaje reforzado.

Be the first to comment

Leave a Reply