Japón avanza en el programa F-X

Esperan ser capaces de entregar el primer F-X de producción antes de que comience el retiro del F-2

  • El país asiático está preparando el marco normativo que servirá para fijar, a finales de este año, las condiciones de colaboración con un socio extranjero.
  • El Ministerio de Defensa nipón también confirmó que el programa se denominará oficialmente como F-X y, además, ha presentado una nueva «imagen conceptual» del futuro cazabombardero.
  • Esperan ser capaces de entregar el primer F-X de producción antes de que comience el retiro del F-2.

El Ministerio de Defensa de Japón ha dado en los últimos días nuevos e importantes pasos en su programa F-X, destinado a desarrollar un cazabombardero de 5ª generación autóctono, que resuelva algunas de las carencias del F-35, como el radio de acción.

Recientemente fuentes ministeriales han anunciado que están trabajando en la redacción del marco normativo al que deberá ajustarse la empresa extranjera que sea elegida como socio tecnológico para este programa.

Además, han confirmado que, a partir de ahora, la denominación F-X pasará a ser la oficial (en sustitución de la anterior Future Fighter) y han publicado una primera infografía que adelanta al menos en parte el aspecto del futuro aparato, con un cierto aire al Su-57 Felon, aunque naturalmente no tendrá nada que ver y, con total probabilidad, será una empresa estadounidense como Lockheed Martin, Northrop Grumman o Beoing la elegida para desarrollar el diseño.

El futuro F-X tiene por objeto sustituir al avión de combate Mitsubishi F-2 que sirve en la Fuerza de Autodefensa Aérea del Japón (JASDF) a lo largo de la próxima década. De hecho, se espera que el primer aparato de producción sea entregado antes de que el primer F-2 sea apartado del servicio, algo que debería ocurrir hacia 2035.

Por lo que se desprende de las declaraciones del portavoz del ministerio, en la actualidad ya han comenzado los encuentros con distintas empresas. De hecho, esperan haber elegido una antes de final de año, así como determinado la cantidad a destinar al desarrollo del F-X en el presupuesto de defensa de 2021.

Con todo, no será el primer año en el que Japón destine dinero a este programa, pues ya en el presupuesto del presente año ha incluido una partida de 28.000 millones de yenes (256,5 millones de dólares), de los cuales de 16.900 millones de yenes (60%) se gastarán en proyectos de investigación relacionados con F-X y los restantes 11.100 millones de yenes (40%) se destinarán al diseño conceptual.

Be the first to comment

Leave a Reply