BAE Systems ya ha completado más del 50% de la primera fragata Type 26 de la Royal Navy

Fabricados en los astilleros de Govan, estos buques de más de 8.000 toneladas reemplazarán a los Type 23 a partir de finales de esta década

  • La construcción del futuro HMS Glasgow, el buque que será la cabeza de serie de las futuras fragatas Type 26 de la Royal Navy, ha superado ya su ecuador.
  • Fabricados en los astilleros de Govan, estos buques de más de 8.000 toneladas reemplazarán a los Type 23 a partir de finales de esta década.
  • Además de la HMS Glasgow, el HMS Cardiff también está en construcción y una tercera unidad ha sido ya encargada.

La construcción del futuro HMS Glasgow, el buque que será la cabeza de serie de las futuras fragatas Type 26 de la Royal Navy, ha superado ya su ecuador, según su constructor, BAE Systems. Fabricados en los astilleros de Govan, estos buques de más de 8.000 toneladas reemplazarán a los Type 23 a partir de finales de esta década.

Además de la HMS Glasgow, el HMS Cardiff también está en construcción y una tercera unidad ha sido ya encargada. Se espera que en breve se contrate un nuevo lote, también de tres unidades y posteriormente un lote final hasta completar las ocho previstas.

Respecto a la HMS Glasgow, está siendo construida utilizando un sistema modular. Una vez que las secciones de proa y popa estén completas, se unirán en la grada del astillero, antes de que el puente con su mástil principal sea colocado en su lugar.

El barco completado será entonces botado en el río Clyde a través de una barcaza y luego remolcado río abajo al astillero de BAE en Scotstoun para completar la fase de equipamiento.

Las nuevas Type 26, cuando comiencen a entrar en servicio, reemplazarán a las fragatas antisubmarinas Type 23, algo que sucederá a finales de esta década y después de más de 30 años de patrullaje.

La clase Duke, que ha estado en servicio desde la segunda mitad de los años 80, se verá así relevada por unos buques con una eslora veinte metros mayor, con 2.000 toneladas de desplazamiento adicional y que, al igual que los buques a los que sustituyen, estarán equipados con sonar a proa y remolcado. Además, contarán como armamento antiaéreo con el sistema Sea Ceptor y con un cañón de 5 pulgadas como armamento principal.

Más de 1.500 personas están involucradas en el programa -no sólo de BAE sino en todo el país- estimándose el impacto de su construcción en torno a los 3.400 puestos de trabajo directos e indirectos.

Por supuesto, han sido diseñadas con la polivalencia en mente, por lo que podrán instalarse módulos de misión integrados en contenedores estándar y podrán operar con helicópteros medios y pesados, incluyendo los Chinook, los Merlin y los Wildcat.

Aunque todavía no se conoce con exactitud el coste de cada unidad, pues una cosa es el coste de los primeros buques de una serie y otra el coste final, se espera que sea bastante comedido a tenor de las economías de escala que se generarán una vez este diseño se ha impuesto en los concursos canadiense y australiano.

Be the first to comment

Leave a Reply