La 2ª Flota de la US Navy alcanza su Capacidad Operativa Plena

La 2º Flota fue reactivada en 2018 después de siete años fuera de escena, como consecuencia del aumento detectado en la actividad de los buques rusos tanto en el Atlántico Norte como en el Ártico

Portaaviones Harry S. Truman de la US Navy. Fuente - US Navy
  • Ha certificado su Capacidad Operativa Plena (FOC) el pasado día 31 de Diciembre.
  • La 2º Flota fue reactivada en 2018 después de siete años fuera de escena, como consecuencia del aumento detectado en la actividad de los buques rusos tanto en el Atlántico Norte como en el Ártico.
  • Su área de responsabilidad se extiende entre el Ártico y el Caribe, aunque su vocación es servir en apoyo de los aliados europeos de los EE. UU. y de la 6ª Flota.

Cuando apenas han transcurrido siete meses desde que alcanzara la Capacidad Operativa Inicial (IOC o Initial Operational Capability), la 2ª Flota de la US Navy ha logrado certificar su Capacidad Operativa Plena (FOC o Full Operational Capability) el pasado día 31 de diciembre tras superar con éxito una serie de ejercicios destinados a comprobar su aptitud.

La 2º Flota fue reactivada en 2018 después de siete años fuera de escena, como consecuencia del aumento detectado en la actividad de los buques rusos tanto en el Atlántico Norte como en el Ártico.

Su área de responsabilidad se extiende por toda la costa este de los Estados Unidos y Canadá desde el Ártico hasta el Caribe y cubre una serie de zonas que antes se dividían entre la 4ª y la 6ª flotas, como puede verse en el siguiente gráfico.

Desde su restablecimiento en agosto de 2018, el Vicealmirante Andrew Lewis, comandante de la 2ª Flota (C2F), ha liderado las tareas relacionadas con la puesta en marcha de esta unidad, imprescindible en el nuevo marco de competencia entre grandes potencias descrito en la última Estrategia de Defensa Nacional publicada por el gobierno estadounidense.

Con sede en Norfolk, Virginia, el Comandante de la 2º Flota (C2F) ejerce la autoridad operativa sobre los buques de guerra, aviones y fuerzas de desembarco asignados en la Costa Este y el Atlántico Norte, siendo la unidad más representativa de esta flota la Task Force 20, formada en torno al portaaviones USS Harry S. Truman, de la clase Nimitz el crucero de la clase Ticonderoga USS Normandy, así como varios destructores de la clase Arleigh Burke y submarinos clase Virginia.

Alcanzar su Capacidad Operativa Plena significa que la 2ª Flota cuenta con los medios y saber hacer suficientes para mantener el mando y control sobre las fuerzas asignadas utilizando las funciones y procesos operativos del Centro de Operaciones Marítimas y del Cuartel General Marítimo, de acuerdo con la actual doctrina de la US Navy.

Su tarea principal se centrará en las operaciones navales en el Atlántico y el Ártico y, en menor medida, en la generación de fuerzas y el entrenamiento y certificación final de las fuerzas que se preparan para las operaciones en todo el mundo, pues sus medios asignados podrían necesitarse en cualquier otro escenario como complemento de las fuerzas desplegadas en dichos teatros.

El pasado mes de Junio la 2ª Flota llevó a cabo una serie de ejercicios en el Báltico, siendo la primera ocasión en la que actuaba en Europa desde su reactivación, con la intención de medir el grado de integración con los socios regionales de los EE. UU. Posteriormente, con la intención de seguir construyendo su capacidad expedicionaria, estableció un Centro de Operaciones Marítimas (MOC o Maritime Operations Center) el pasado septiembre en Keflavik, Islandia.

No puede olvidarse que pese a que sobre el papel su área de responsabilidad esté lejos de Europa, la 2ª Flota ha sido reactivada con una perspectiva transatlántica y entiende que está intrínsecamente ligada a los aliados y socios de los EE. UU., tanto hacia el Ártico como al otro lado del Atlántico.

Be the first to comment

Leave a Reply