Rusia y la Zona Gris

Aproximación rusa a las acciones en la Zona Gris

 

Rusia y la Zona Gris

El nuevo terreno de juego

 

Por Josep Baqués Quesada

 

Dentro del elenco más amplio de las estrategias híbridas, la zona gris está adquiriendo un gran protagonismo, debido a que puede ser empleada para influir de modo decisivo en el ámbito geopolítico. Rusia está en boca de todos como uno de sus principales avaladores. En este artículo desentrañamos las razones y los medios empleados, incluyendo varios casos reales.

 

 

El concepto de Zona Gris

La zona gris hace referencia a uno de los diversos escenarios en los que los actores internacionales persiguen sus objetivos. Sobre todo, los Estados, aunque es factible su empleo por parte de actores protoestatales (warlords, grupos terroristas con aspiraciones de control territorial, como Hezbollah o DAESH, e incluso estructuras políticas subestatales). La zona gris presenta ciertos resabios de la añeja political warfare, propia de la Guerra Fría. La filosofía subyacente es presionar a los rivales geopolíticos, pero sin forzar un casus belli, aunque en muchas ocasiones se juegue al límite de esa eventualidad: en el filo de la navaja. De ahí que se suele decir que, aunque (relativamente) moderada en sus formas, la zona gris sea agresiva en sus fines. Volveremos sobre ellos en los próximos párrafos.

Debes acceder para ver el resto del contenido. Por favor . ¿Aún no eres miembro? Únete a nosotros

 


Las opiniones expresadas en este documento son responsabilidad exclusiva de los autores y no representan necesariamente la posición oficial Ejércitos.

Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier medio sin licencia otorgada por la editorial. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la editorial.


 

1 Trackback / Pingback

  1. Bielorrusia, un problema estrictamente ruso – Revista Ejércitos

Leave a Reply